Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bella Hadid deslumbra en la alfombra roja con un vestido

Reunión de guapos de aquí y del otro lado del charco en la entrega de premios de GQ Men of the Year, que se celebró anoche en el Tate Modern de Londres. Entre los homenajeados el actor Chris Pine, Hombre Internacional del Año, que acudió al evento con un esmoquin blanco. Su compatriota Amy Schumer fue elegida como la mujer más destacada del año, y para tan magno acontecimiento fue acompañada de su novio, Ben Hanisch, con el que hizo su primera aparición en una alfombra roja.
También se encontraban en esta reunión dos viejos amigos: Calvin Harris y Ellie Goulding. El DJ escocés y la cantante británica, que fue embutida en un minivestido de color rosa, posaron sonrientes para la prensa. El modelo y productor musical de 32 años recibió el premio Patron Tequila Solo Artist de mano de su amiga, que volvió a verse las caras durante la ceremonia con su exnovio, Dougie Poynter, con el que rompió el pasado mes de marzo.
Sin embargo, fueron las modelos Ashley Graham y Bella Hadid las que acapararon todos los focos La modelo de tallas grandes optó por un vestido negro largo con raja pronunciada sobre su pierna derecha, firmado por Tadashi Shoji; mientras que la novia de The Weeknd, ganadora del premio Modelo Hugo Boss, causó sensación con un elegante vestido nude de Boss que dejaba a la vista sus largas y estilizadas piernas.
Hubo otros muchos invitados, como Florence Welch, Mark Ronson, Josephine de La Baume, Tinie Tempah, Daisy Lowe, Oliver Cheshire, Winnie Harlow, Kelly Rohrbach, Tom Daley y Lily Cole.