Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Batalla campal en Bruselas contra los planes de austeridad de la UE

Varios miles de personas (entre 20.000 y 25.000, según los cálculos de los medios belgas) se han manifestado este jueves en Bruselas, coincidiendo con la cumbre de líderes europeos, contra el Pacto por el Euro y los planes de ajuste aprobados por los Gobiernos para combatir la crisis de deuda.
Durante la protesta, se han producido incidentes entre un grupo de manifestantes, que han lanzado adoquines, y la policía, que ha respondido con cañones de agua y gases lacrimógenos. Tras dos horas de confrontación, los manifestantes se han disuelto.
El secretario general de la Confederación de Sindicatos Europeos, John Monks, ha expresado la "preocupación" de los trabajadores por el "énfasis" de la UE en la austeridad y los ajustes salariales.
"Vengo a defender a Portugal"

Los líderes europeos se reúnen para cerrar el Pacto del Euro, pero con la mente en Portugal. El primer ministro portugués, José Sócrates, ha eludido este jueves pronunciarse sobre la crisis política que vive su país y que se ha cobrado su dimisión y ha afirmado que acude al Consejo Europeo para defender a Portugal, al proyecto europeo y a la moneda única.
"La única cosa que me preocupa, porque alguien tiene que pensar en el país, es defender a Portugal, defender el proyecto europeo y defender la moneda única", ha dicho Sócrates a la entrada de la cumbre. "No quiero hacer ningún comentario sobre la situación política interna", ha agregado el primer ministro portugués.
El rescate costará 75.000 millones
El primer ministro luxemburgués y presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, ha dicho este jueves que no se puede descartar que la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) deban acudir al rescate de Portugal por la crisis de deuda y ha cifrado la asistencia necesaria en 75.000 millones de euros.
"No lo excluyo", ha dicho Juncker al ser preguntado por si ve probable que Lisboa necesite el rescate en una entrevista a la cadena de televisión France24. El presidente del Eurogrupo ha calificado además de "apropiada" la cifra de 75.000 millones de euros de asistencia financiera a Lisboa. De esta cantidad, 50.000 millones corresponderían a la UE y el resto al FMI, según el diario francés 'Les Echos'.
Portugal mantiene que el rescate es "evitable"
El rescate a Portugal se da por hecho, aunque el ministro de Presidencia de Portugal, Pedro Silva Pereira, ha mantenido que un rescate financiero de la UE y el FMI es "evitable", si bien admitió que la crisis política abierta tras el rechazo en el Parlamento por todos los partidos de la oposición de las medidas de ajuste del Gobierno, y la posterior dimisión del primer ministro José Sócrates, deja el país en una situación "más difícil".

Silva Pereira se pronunció así en la rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos de la primera reunión del Consejo de Ministros tras la caída del Ejecutivo socialista que, según dijo, ya se abordó como "gobierno en funciones". "El Gobierno asumirá en los términos constitucionales las funciones que son estrictamente necesarios a la gestión de los asuntos públicos", aclaró.
Fitch rebaja la nota a Portugal
Tras los últimos acontecimientos en Portugal, la agencia de calificación crediticia Fitch ha rebajado la nota de solvencia a largo plazo de la deuda de Portugal en dos escalones, hasta 'A-' desde 'A+', mientras que el 'rating' emisor a corto plazo pasa a 'F2' desde 'F1' tras la decisión del Parlamento luso de rechazar el nuevo plan de ajuste presentado por el Gobierno, lo que se tradujo en la dimisión del primer ministro portugués, José Sócrates.
Asimismo, la calificadora de riesgos ha advertido de que ha situado ambas notas en vigilancia con implicaciones negativas, lo que deja abierta la posibilidad de nuevos recortes de 'rating' a corto plazo.
Una noche tensa en Portugal
Tras un tenso debate parlamentario, una mayoría parlamentaria votó en contra del cuarto plan de ajuste presentado por los socialistas. Inmediatamente, José Sócrates, acudió al Palacio de Belén, residencia del Presidente de la República, José Cavaco Silva con quién mantuvo una reunión de apenas veinte minutos y en la que presentó su carta de dimisión.
Posteriormente y en una conferencia de prensa en la que dio a conocer su renuncia al cargo, el primer ministro en funciones, aseguró que "Esta crisis política tiene en este momento consecuencias muy graves porque daña la confianza de las instituciones internacionales y los mercados", afirmó anoche el primer ministro, responsabilizando a la oposición de "las consecuencias negativas que la crisis política traerá para las familias y las empresas portuguesas".
Además, José Sócrates ha criticado que los partidos hayan optado por votar en contra del PEC4 sin presentar alternativas, y por hacerlo "en vísperas de un Consejo Europeo que es fundamental para el futuro de Portugal y del euro". Sin derecho a preguntas por parte de los periodistas, el primer ministro en funciones, hasta que el presidente acepte su dimisión, defendió que ha hecho todo lo posible para evitar la intervención del Fondo Monetario Internacional.
Por su parte, en un comunicado, el presidente de la República ha anunciado que iniciará la ronda de diálogo con los partidos, antes de convocar las elecciones anticipadas, que deberán celebrarse en un plazo de dos meses.