Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barreda lanza un nuevo mensaje a Zapatero mientras CiU le tiende la mano

Una de cal y otra de arena para el Gobierno. El presidente de Castilla-La Mancha, el socialista José María Barreda, ha querido, en primer lugar, reiterar su "lealtad" y ha matizado que él sencillamente dio un consejo "que ha tenido mucho recorrido". "Mi intención no era colaborar con ninguna crisis ni desestabilizar al Gobierno", concretó.
En una entrevista en Antena 3, Barreda se refirió así a sus palabras sobre la necesidad de que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, acometa una remodelación de su Gabinete cuando finalice el semestre de la Presidencia española de la Unión Europea.
Pide valentía al Gobierno
Por otra parte, Barreda ha pedido al Gobierno que sea "serio" y "valiente" en la reforma de las pensiones y ha señalado que pudo haber "mejoras en la metodología" de su presentación.
En este sentido, ha indicado que este tipo de debates hay que presentarlos de manera "pedagógica" y "explicando mucho las cosas".
Para Barreda, un Gobierno lo que tiene que hacer es gobernar y tomar decisiones "a veces con firmeza", aunque sean impopulares y ha puesto como ejemplo la actuación "muy acertada" del Ministerio de Fomento respecto a los controladores aéreos.
CiU ofrece su ayuda
Por su parte, el presidente de CiU, Artur Mas, ha lanzado un mensaje conciliador al Gobierno. Mas ha invitado al Ejecutivo a "pedir ayuda" a otras formaciones para impulsar reformas y ha ofrecido su apoyo para pactar con el PSOE y el resto de partidos una "hoja de ruta" para salir de la crisis.
Para Mas, "no es el momento de la agresividad parlamentaria, sino de los pactos de Estado".
Preguntado en una entrevista en RNE si apoyará las reformas propuestas por el Gobierno, Mas ha dejado abierta la puerta a dar su respaldo. "Si se decidieran a hacerlo y lo hicieran bien, con sentido de Estado y no protegiéndose desde el punto de vista electoral es muy probable que CiU pueda estar ahí dando el callo", ha indicado.