Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barcelona sigue blindada aunque los 'indignados' no han dormido en el Parlament

Tras los enfrentamientos de este miércoles entre la policía catalana y los 'indignados', que se han saldado con seis detenidos y 45 heridos leves, los Mossos mantienen el despliegue para garantizar el acceso de los diputados al segundo día del pleno a pesar de que los concentrados no han pasado una segunda noche al raso.
Finalizado el pleno, sobre las nueve de la noche, los diputados empezaron a abandonar la cámara catalana, la mayoría a pie por un acceso lateral, situado en el Paseo Pujades, bajo la custodia de Mossos que todavía vigilan las puertas del Parlament.
Mas y otros consellers salieron del recinto del Parlament en coche por la puerta central, flanqueados por un cordón de furgonetas de Mossos que blindaron el recorrido para evitar altercados, aunque ya quedaban pocos indignados, que se han ido dispersando tras leer un manifiesto en Arc de Triomf y hacer una sentada en Plaza Sant Jaume.
Otros diputados han salido por otra puerta lateral, también a pie, como Joan Laporta, que ha llamado al colectivo de indignados a hacer autocrítica.
Durante la tarde, el conseller de Interior, Felip Puig -que ha sido de los últimos en salir del Parlament-, ha mantenido reuniones con la presidenta del Parlament, Nuria de Gispert, y los portavoces de los grupos para hacer un seguimiento del cerco que ha vivido al Parlament y del dispositivo.
Mientras tanto, los 'indignados' se han empezado a dispersar por los alrededores después de que, desde las 20 horas, hayan leído un manifiesto para desmarcarse de las acciones violentas durante la jornada.
Un miembro de la Acampada Barcelona, Raúl Navarro, ha leído un manifiesto esta tarde para rechazar la violencia y ha reiterado que la actuación violenta de unos pocos no representa al movimiento.
Además, los 'indignados' de Barcelona anuncian un "septiembre caliente"Congregados en Arc de Triomf, en Barcelona, el joven ha insistido en que la acción violenta de unos cuantos no representa al conjunto, como los radicales no representan a toda una afición de un equipo de fútbol.
Los 'indignados' han reivindicado que durante el día ha habido gente pacífica para frenar a los agresivos que se han agolpado en los accesos al Parlamento catalán, protagonizando algunos momentos de tensión.
En el manifiesto, insisten en que la mayoría se ha comportado de forma pacífica frente a una minoría, a la que han atribuido los altercados como insultos y lanzamiento de agua y pintura, y ha definido el bloqueo como una "desobediencia activa no violenta, pacífica pero determinada".
Han asegurado que el "gran grueso de la gente ha practicado una estrategia de resistencia activa no violenta", y ha lamentado que más de 30 manifestantes han resultado heridos.