Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gobernador del Banco de Irlanda dice que su Gobierno aceptará un rescate multimillonario de la UE

El gobernador del Banco de Irlanda dice que su Gobierno aceptará un rescate multimillonario de la UECuatro/CNN+
El gobernador del Banco Central de Irlanda, Patrick Honohan, se ha mostrado convencido este jueves de que su Gobierno acabará aceptando un rescate multimillonario de la UE y del Fondo Monetario Internacional (FMI) para hacer frente a su crisis de deuda. Dublín se ha resistido hasta ahora para no perder soberanía fiscal.
"Creo que eso es definitivamente lo que probablemente va a ocurrir", ha dicho Honohan en una entrevista a la cadena de radio pública RTE. "Ese es el motivo por el que hay grandes equipos técnicos discutiendo estos asuntos", ha proseguido, en referencia a la misión del Ejecutivo comunitario, el Banco Central Europeo y el FMI que llega a Dublín para preparar el rescate.
"Me parece que este es el camino a seguir. Las condiciones de mercado no nos han permitido seguir adelante sin buscar el apoyo de nuestros socios internacionales", ha resaltado.
A juicio del Gobernador del Banco de Irlanda, el rescate del país por parte de la UE y del FMI no debe verse como algo "preocupante" ya que no provocará un cambio radical en la política que estaba siguiendo el Gobierno frente a la crisis. En particular, Dublín ya había anunciado un recorte adicional de 6.000 millones de euros para el año que viene y Honohan considera que los negociadores del FMI no exigirán grandes cambios en este compromiso.
El Gobierno irlandés quiere que la ayuda internacional se dirija al sector bancario, cuya limpieza costará unos 50.000 millones de euros, y no interfiera en la política fiscal del país, ya que quiere proteger el actual bajo nivel del impuesto de sociedades, del 12,5%, para atraer empresas.
Pero el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ya anunció este miércoles que las negociaciones no se limitarán a los bancos sino que también impondrán condiciones de política fiscal. Rehn ya dijo hace unas semanas que Irlanda dejará de ser un país de impuestos bajos tras la crisis. De hecho, durante el almuerzo del Ecofin del miércoles, varios países, entre ellos Francia, Italia y Austria, reclamaron un aumento del impuesto de sociedad