Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de España cree que lo peor de la crisis podría haber pasado ya

El Banco de España cree que la economía seguirá cayendo este segundo trimestre, aunque lo hará de forma más moderada que en el primero, cuando cayó un 3 por ciento en tasa interanual y un 1,9 en tasa intertrimestral. El antiguo instituto emisor basa esta previsión en una leve mejora de la confianza y de las expectativas de futuro tanto por parte de los consumidores como de buena parte de los sectores productivos.
Así, aunque recuerda que la confianza de los consumidores sigue estando en niveles mínimos, subraya que los hogares tienen una mejor percepción de su situación financiera y de su capacidad de ahorro, así como de las perspectivas económicas generales para los próximos meses, y muestran también un "menor desánimo" sobre la evolución del desempleo.
Pero el aumento de la confianza se plasma no sólo en los consumidores, sino también en diversos sectores. El Banco de España recuerda en este sentido la "recuperación sustancial" de la confianza del comercio minorista, que espera que el gasto suba en los próximos meses.
En su último informe el instituto emisor constata que el paro ha experimentado un "abultado" crecimiento en la primera parte del año, elevándose "en pocos trimestres" la tasa de desempleo hasta niveles muy altos. En este sentido, avisa de que esta situación está afectando con "especial intensidad" a los jóvenes, los trabajadores con menor formación y los extranjeros. Aún así augura una moderación en el ritmo de deterioro del mercado laboral en los próximos meses.
Optimismo moderado
El organismo supervisor es menos optimista en lo que respecta a la inversión, sobre todo por parte de la industria, aunque también en este caso atisba alguna mejora. Así, recuerda que la inversión en bienes de equipo ha seguido cayendo, como lo ha hecho la utilización de la capacidad productiva del sector industrial, si bien hay una "leve recuperación" en la valoración que los empresarios manufactureros hacen sobre su cartera de pedidos.
También señala que la caída de la producción industrial está siendo menos pronunciada. En el caso de la construcción subraya la "mejora notable" de la confianza de los empresarios de este sector en mayo.
El sector peor parado del análisis del supervisor es el de los servicios, donde no sólo la actividad, también la confianza, siguen sufriendo un notable deterioro.
Sin embargo el Banco de España encuentra en el comercio exterior algún dato positivo, como el crecimiento de las exportaciones de bienes de consumo o la menor bajada de las importaciones de este tipo de bienes, que denotan cierta mejora en el consumo privado. El turismo también moderó su caída en los últimos tiempos, aunque el Banco de España recuerda el efecto positivo que ha tenido la Semana Santa en abril.