Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE prevé un periodo de estabilización y una recuperación muy gradual

El Banco Central Europeo (BCE) prevé un periodo de estabilización y una recuperación de la actividad económica de la zona del euro muy gradual en los próximos meses. El banco europeo dice que "aumentan los signos de estabilización en la actividad económica de la zona euro y otras regiones".
En su boletín mensual de septiembre, el BCE considera que esto concuerda con la expectativa de que "la significativa contracción en la actividad económica ha concluido y es ahora seguida por un periodo de estabilización y una recuperación muy gradual".
El banco europeo señala que los indicadores de tendencia para el tercer trimestre de 2009 "apoyan la idea de que la economía de la zona del euro se estabiliza más". "A corto plazo, la zona del euro debería continuar beneficiándose de una recuperación en las exportaciones, el significativo estímulo macroeconómico en marcha y las medidas aprobadas hasta ahora para restablecer el funcionamiento del sistema financiero", dijo el BCE.
Se mantiene la cautela
No obstante, pese a que el tono del BCE es mucho más optimista que en los meses pasados, mantiene la cautela y asegura que "la incertidumbre sigue siendo muy alta".
"La persistente volatilidad en las cifras entrantes justifica una interpretación cautelosa de la información disponible", según el BCE, que también considera que la recuperación va a ser bastante desigual.
El BCE ha revisado al alza sus pronósticos de crecimiento para la zona del euro y prevé ahora una contracción del Producto Interior Bruto (PIB) de una media del 4,1 en 2009, frente al 4,6 por ciento pronosticado en junio.
Además, el BCE pronostica un crecimiento del PIB en 2010 del 0,2 por ciento. En junio, la entidad había pronosticado una contracción del 0,3 por ciento para el próximo año.