Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BBVA consigue beneficios a pesar de la crisis

El presidente del BBVAReuters
BBVA gana 4.210 millones de euros en 2009, según informa este miércoles la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Sin contar los elementos singulares, el beneficio atribuido al grupo cayó el año pasado un 2,8 por ciento, hasta los 5.260 millones de euros. El banco que preside Francisco González califica de "excelente" este resultado, conseguido en un ejercicio "muy complejo", marcado por, segundo año consecutivo, por una "grave crisis" económica y financiera internacional.
Asimismo, destaca el esfuerzo en fortalecer su balance y destinó durante el ejercicio un importe total de 6.572 millones de euros a saneamientos, provisiones y extraordinarios. Una parte de esas provisiones y saneamientos tuvieron un carácter extraordinario y de anticipación y se adoptaron para afrontar en mejores condiciones el "complicado" entorno esperado para 2010 y aprovechar las oportunidades de negocio que surjan en las distintas áreas de negocio, según explica la entidad.
En concreto, 551 millones fueron dotaciones a provisiones por prejubilaciones; 100 millones de euros adicionales sobre el estándar regulatorio se destinaron al saneamiento de inmuebles adquiridos en España y 1.411 millones de euros se emplearon para saneamientos crediticios adicionales en España y en Estados Unidos y en México.
La tasa de morosidad de BBVA se situó al finalizar 2009 en el 4,3 por ciento, dos puntos más que a cierre de 2008, con una cobertura del 57 por ciento, aunque si se incluye el valor de los colaterales asociados a los riesgos, ésta se eleva hasta el 165 por ciento. En España y Portugal, el banco se anticipó al reconocimiento de posibles entradas en mora de créditos ligados a la cartera inmobiliaria, así como al calendario de provisiones en la cartera de consumo, lo que llevó al banco a destinar a saneamientos específicos por 805 millones de euros.
El margen de intereses del grupo creció un 18,8 por ciento, a pesar de un comportamiento asimétrico de la actividad y gracias a una buena gestión de los precios y a una mejora del 'mix' de los recursos, mientras que el margen de intereses sobre activos totales medios (ATM) se situó en diciembre en el 2,56 por ciento, frente al 2,26 por ciento de un año antes.
Además, la entidad cuenta con unas plusvalías latentes en sus carteras de participaciones más líquidas de 1.703 millones de euros y mantiene su compromiso de destinar al pago de dividendo en efectivo el equivalente al 30 por ciento del resultado atribuido sin singulares. La rentabilidad por dividendo de BBVA en 2009 fue del 3,3 por ciento.