Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aznar: "Si veo a España desesperada, quizá tendría que volver a la política"

Aznar ve a ETA derrotadaCuatro/CNN+
Los cables revelados por Wikileaks han reflejado que el ex presidente de Gobierno José María Aznar admitió en 2007 ante el embajador de Estados Unidos en España, Eduardo Aguirre, que estaba pensando en regresar a la primera línea de la política española, según se desprende de los cables revelados por Wikileaks. "Si veo a España desesperada, quizá tendría que volver a la política", reconoció el presidente de honor el PP.
En ese mismo encuentro de 2007 Aznar también reconoció, en palabras del embajador, que dudaba de que Rajoy fuera "el hombre adecuado para devolver el PP al poder", según informa 'El País'.
El ex presidente no es el único dirigente del PP que ponía en duda la capacidad de Mariano Rajoy para llevar al partido hasta La Moncloa. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, le dijo al embajador de Estados Unidos en España, Eduardo Aguirre, que el presidente del PP, Mariano Rajoy, era el líder del partido a pesar de su derrota en las elecciones generales de 2008 porque "simplemente no hay ninguna otra opción creíble".
Según uno de los cables filtrados por Wikileaks, el primer edil madrileño se reunió con el diplomático estadounidense el 12 de marzo de 2008, tres días después de las elecciones generales, y le confirmó que seguiría en política a pesar de su anuncio de retirada al decidir Rajoy no incluirle en las listas al Congreso.
Gallardón: "No hay ninguna otra opción creíble que no sea Rajoy"
Además, le aseguró que "daría los pasos necesarios para mejorar su relación con Rajoy y poder recuperar así la simpatía del partido", según un informe redactado por los funcionarios de la embajada, que lo sitúan entre los posibles sucesores de Rajoy.
"Gallardón confirmó al embajador que Rajoy es el líder del PP ya que, 'simplemente, no hay ninguna otra opción creíble'. Dijo que alguien como él o Esperanza Aguirre podrían intentar tomar el control del partido, pero a riesgo de romperlo por la mitad. Aseguró que la continuidad de Rajoy era la mejor manera de minimizar el daño al PP, y avanzó que Rajoy daría ahora una serie de pasos para modelar el partido a su imagen, y separarlo de la influencia de Aznar", recoge el cable 146543.
"Gallardón es encantador, listo y tiene reputación de honradez"
Sobre el mismo tema, el cable 189374 dice que "Gallardón es encantador, listo y tiene reputación de honradez" y asegura que el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, confesó al embajador el 16 de enero de 2009 que Gallardón era "el único miembro del PP que podría convertirse en presidente de España".
La idea de ausencia de un relevo para Rajoy también reinaba dentro de la Embajada estadounidense, "creemos que su longevidad en el cargo se debe a la ausencia de un sucesor creíble", admitían que también informó a la Administración de EEUU de confidencias realizadas por otros dirigentes populares censurando aspectos de la gestión de su jefe de filas.
Así, según 'El País', el coordinador de Relaciones Internacionales del PP, Jorge Moragas, admitió no ser "un hombre de Rajoy", mientras que el portavoz del PP en la Comisión de Asuntos Exteriores, Gustavo de Arístegui, lamentaba que el líder del PP culpara de la derrota electoral "a todo el mundo menos a sí mismo".
México y el narcotráfico
Un cable diplomático fechado el 5 de octubre de 2009 desvela declaraciones de del entonces viceministro del Interior de México, Gerónimo Gutiérrez, en las que reconoce ante altos funcionarios de la Fiscalía General estadounidense el temor de su Gobierno a perder el control de ciertas partes del país dominadas por los cárteles del narcotráfico.
Estados Unidos, que públicamente apoya al presidente, Felipe Calderón, estima que la corrupción continúa siendo un gran desafío."La corrupción pública está extendida, lo que deriva en una compartimentada mentalidad de acoso entre los dirigentes del orden público 'limpios' y sus lugartenientes", se lee en un cable del 29 de enero del presente año, poco antes de un encuentro bilateral. El documento recoge además las "tristes" tasas de procesamiento en Ciudad Juárez, donde solo se imputan cargos contra uno de cada 50 detenidos.