Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La nota de la Audiencia Nacional tras el traslado de los piratas a España pudo aumentar la polémica

El presidente de la Audiencia Nacional,Ángel Juanes, ha admitido que la nota informativa en la que responsabilizó al Gobierno del traslado a España de los dos piratas detenidos pudo contribuir a "elevar el tono de la polémica" y que de haber previsto esta consecuencia "hubiera quizá realizado la nota de otra manera".
En declaraciones a la cadena SER, Juanes ha destacado el comportamiento "ejemplar" que ha mantenido la Audiencia y ha puesto como ejemplo que él ha mantenido "absoluto silencio" durante este tiempo. "Como no podía ser de otra manera", ha apuntado.
Explicó que una nota "aclaratoria" podría ayudar a delimitar la actuación de la Audiencia Nacional yha negado que tuviera la intenciónde exculparse de las responsabilidades. "No fue que la Audiencia Nacional intentara quitarse el muerto de encima. No fue esa la intención", ha indicado. En la nota se deseó exponer que el Gobierno decidió "en el marco de la legalidad" entregar a los piratas, una decisión que, entiende, "no fue fácil" aunque a posteriori se pueda discutir sobre ella.
Un lío con la edad del pirata
Preguntado por si se cometieron errores en la gestión del secuestro del 'Alakrana', Juanes ha defendido que la Audiencia siempre ha actuado en el marco de la legalidad, aunque ha precisado que "se podrían haber hecho las cosas mejor en el tema de la mayoría o minoría de edad" de los piratas detenidos. Ha argumentado que "los problemas estructurales" y "la falta de medios" que soporta la Audiencia Nacional afectaron a este asunto.
En cuanto al lugar cumplirán la pena los piratas si son condenados, Juanes ha contestado: "Después del juicio, la Audiencia termina su trabajo, dicta su sentencia". "Hasta ahí llega", ha añadido. Por último, ha estimado que la "presión mediática" sobre los jueces y magistrados "hace que cualquier cosa tenga una repercusión enorme".