Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia Nacional inmoviliza 500 millones en paraísos fiscales de Carceller Coll

España, contra el dinero negroCuatro/CNN+
En un comunicado, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria han confirmado esta operación, denominada "Pinta", contra un "importante empresario" que llevaba supuestamente quince años simulando no vivir en España para no declarar al fisco.
Las fuentes de la investigación han precisado que el empresario investigado es Demetrio Carceller Coll, quien podría haber incurrido en delitos contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales.
El empresario habría creado, por medio de un despacho de abogados de Barcelona, un complejo entramado societario para evadir su capital hasta varios paraísos fiscales. La Agencia Tributaria llevaba 15 años intentando demostrar que Carceller no residía efectivamente fuera de España, tal y como declaraba a Hacienda.
Paraísos fiscales
Con las actuaciones, según la Guardia Civil y la Agencia Tributaria, se ha intentado demostrar la titularidad real de paquetes accionariales de sociedades españolas, titularidad enmascarada detrás de estructuras fiduciarias creadas en territorios 'off-shore' o paraísos fiscales.
La valoración de los paquetes accionariales ostentados mediante sociedades radicadas en paraísos fiscales se estima en más de 500 millones de euros.

La investigación, según la Guardia Civil y la Agencia Tributaria, ha puesto de manifiesto la utilización de cuentas abiertas en el extranjero a nombre de sociedades opacas radicadas en paraísos fiscales operadas desde una entidad financiera establecida en España.
En el curso de esta operación se han efectuado diez registros en empresas y domicilios particulares de Madrid, Barcelona y Sevilla. En los registros efectuados han participado cuarenta agentes de la Guardia Civil junto con Inspectores de Hacienda y otros funcionarios de la Agencia Tributaria.