Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia Nacional absuelve a los etarras que intentaron atentar contra Azca

La Audiencia Nacional absuelve a los etarras que intentaron atentar contra AzcaReuters
La Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha absuelto a los cuatro integrantes del 'comando Elurra' de ETA de la acusación de querer atentar contra el complejo comercial de Azca, en Madrid, por el que la Fiscalía les atribuía un delito de conspiración para cometer estragos. Se trata de los tres autores del atentado de la T4 en Madrid (Igor Portu, Martin Sarasola y Mikel San Sebastián) y el presunto terrorista Joseba Iturbide.
La sentencia condena a Portu, Sarasola y San Sebastián a nueve años de cárcel por pertenencia a organización terrorista y a otros siete años por tenencia de explosivos, en relación con los dos zulos que se hallaron tras la desarticulación del comando. Además, a los dos primeros les impone otro año y medio de prisión por tenencia de armas, por las pistolas que llevaban el día de su detención, el 6 de enero de 2008.
Estas penas se suman a los 1.040 años de cárcel a que fueron condenados este mes de mayo por la Sección Tercera de la Audiencia Nacional por el atentado de Barajas, perpetrado el 30 de diciembre de 2006 y en el que murieron dos ciudadanos ecuatorianos.
Iturbide, absuelto de todos los delitos
A Iturbide la Audiencia Nacional le absuelve de todos los delitos que le atribuía el fiscal, que solicitaba penas de hasta 33 años de cárcel para los cuatro por los delitos de pertenencia a ETA, tenencia de explosivos, tenencia de armas y conspiración para cometer estragos.
En la última sesión del juicio, que quedó visto para sentencia el pasado 26 de mayo, el fiscal aseguró que el plan del 'Comando Elurra' para atentar contra Azca era "concreto y determinado", como en su opinión muestra la preparación que llegaron a realizar, con un traslado de reconocimiento a la capital que recordaba "a la experiencia de la T4".
En su informe de conclusiones definitivas, Martínez recordó que fue Sarasola quien, tras su detención, confesó su integración en la banda terrorista a la Guardia Civil, relató su "progresión delictiva" en ETA, aportó todos los detalles sobre "cómo se gestó y se llevó a cabo" y por quiénes el atentado de la T4, y mencionó la "acción proyectada contra el complejo Azca".