Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Assange pide no ser extraditado a Suecia porque no tendrá "un juicio justo"

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, ha pedido este lunes a un juez británico que frene su extradición a Suecia, donde le buscan por delitos sexuales, argumentando que no tendrá "un juicio justo" en este país y podría terminar siendo extraditado a Estados Unidos.
El australiano de 39 años, que ha provocado las iras de Washington por la publicación de miles de cables diplomáticos en las últimas semanas a través de su página web, es acusado en Suecia de abuso sexual y violación por dos ex voluntarias de Wikileaks. Assange ha negado en todo momento estos cargos.
El abogado de Assange, Geoffrey Robertson, ha argumentado ante un tribunal de Londres que su cliente no podría tener un juicio justo en Suecia porque los procesos por violación normalmente suelen celebrarse a puerta cerrada.
"Uno no puede tener un juicio justo cuando la prensa y el público son excluidos del tribunal (...) existe un riesgo real de una violación flagrante de sus derechos", señaló el letrado al inicio del primero de los dos días que durará la vista sobre su extradición.
Aplaudido a su llegada al tribunal
Assange, que vestía un traje oscuro y corbata, fue jaleado por un pequeño grupo de partidarios a su llegada al Tribunal de Magistrados de Belmarsh. Delante del edificio se habían congregado numerosos medios de comunicación de todo el mundo.
Los abogados de Assange subrayan que existe el riesgo de que si fuera extraditado a Suecia, Estados Unidos podría a su vez pedir su extradición o entrega ilegal a este país, donde podría ser retenido en la base de Guantánamo, en Cuba, donde se lleva a miembros de Al Qaeda y los talibanes, entre otros.
Asimismo, los abogados advierten de que si fuera extraditado a Estados Unidos existe el riesgo de que "fuera sometido a la pena de muerte" de ser acusado de espionaje por publicar los cables diplomáticos.
La acusación lo rechaza

La fiscal, Clare Montgomery, ha señalado por su parte que no hay pruebas de que Assange corra el peligro de ser extraditado a Estados Unidos y, si esto ocurriera, Reino Unido tendría que dar primero su consentimiento.
Asimismo, Montgomery ha desestimado los argumentos de la defensa de que los fiscales suecos estaban abusando del proceso de la orden de arresto europea porque sólo quieren interrogar a Assange y no han decidido aún si juzgarle. "El procedimiento en Suecia requiere el interrogatorio antes de que un proceso formal de imputación pueda tener lugar", ha subrayado.