Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Asamblea francesa da el visto bueno a la ley antipiratería

Aulas informatizadasCNN+/Cuatro
La controvertida ley 'Creación e Internet' diseñada por el Gobierno galo para luchar contra las descargas ilegales ha salido este martes adelante en la Asamblea Nacional francesa por 296 votos a favor y 233 en contra. A este visto bueno de los diputados debe sumarse el de los senadores para poner fin a un largo y accidentado periplo parlamentario desde que apareció este proyecto en junio de 2008.
El proyecto fue rechazado contra todo pronostico el pasado 9 de abril en la Cámara Baja por la la escasa presencia en el hemiciclo de los diputados de la UMP, el partido del presidente Nicolas Sarkozy. Esto provocó una inmediata llamada al orden de los parlamentarios que apoyan al Gobierno para que en esta ocasión no hubiera sorpresas.
Y así ha sido, los grupos parlamentarios de la UMP y Nuevo Centro, salvo algunas excepciones, han votado a favor. Mientras que los grupos Socialista y la Izquierda Democrática y Republicana, así como el Partido Comunista y los Verdes, lo han hecho en contra. Entre los argumentos esgrimidos por los detractores, figura el de que es "ineficaz, obsoleto e inaplicable" porque "retrasa" la adaptación del derecho de autor a la era digital.
Bases del nuevo proyecto
El polémico proyecto de ley sobre la defensa de los derechos de autor en Internet pretende luchar contra las descargas ilegales y contempla la desconexión de la Red durante un periodo que puede ir de los dos meses a un año.
El infractor recibirá primero un correo electrónico, luego un segundo correo acompañado de una carta certificada y, en caso de reincidir, una comisión integrada por tres jueces podrá ordenar que se le corte su acceso a Internet durante un periodo de entre dos y doce meses.