Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arturo Valls, Natalia de Molina y Raúl Cimas protagoniza 'Los del túnel', una parodia sobre el "empeño por ser feliz"

El actor y humorista Arturo Valls protagoniza y produce la película 'Los del túnel', una parodia sobre el "empeño por ser feliz", en cuyo reparto coral también aparecen, entre otros, Raúl Cimas, Natalia de Molina, Manolo Solo o Neus Asensi. La cinta se estrena en los cines este viernes 20 de enero.
En este filme, un grupo de supervivientes es rescatado después de permanecer atrapado quince días en un túnel. Tras esta aventura, en la que una de las personas atrapadas ha perdido la vida, todos ellos, como si se tratara de un ritual, quedan cada viernes para cenar juntos.
Arturo Valls da vida a Toni, el "idiota" del grupo, que intenta estar a la altura del resto. Entre ellas, no falta un héroe, un adolescente rebelde o un matrimonio en crisis. En su empeño por gustar a los demás, se planteará su condición de y afrontará una crisis mayor que la que vivió en el túnel.
Según ha indicado Valls durante una entrevista concedida a Europa Press, su personaje bebe del comercial al que interpretó en la serie 'Camera café' aunque en una "situación extrema". "Es ese cachondo, idiota y pesado que sufre una crisis postraumática, aunque diez años después, más deteriorado y con más gin tonics", ha dicho.
En sus palabras, su personaje "no encaja e intenta aparentar en una sociedad en la que existe un empeño por ser feliz", por lo que el mensaje de esta película transmite que "hay que asumir quienes somos".
Pepón Montero dirige y coescribe junto a Juan Maidagán esta película, quienes llevaron a cabo esta idea durante su etapa en 'Camera café'. "¿Qué sucede después de una catástrofe?", se pregunta. Ese es el punto de partida de esta comedia, protagonizada por unos personajes "nada ejemplarizantes", que siguen la "tradición" de la comedia española, según ha señalado.
NATALIA DE MOLINA Y RAÚL CIMAS
Natalia de Molina da vida en esta película a una chica "con imaginación pero sin iniciativa" que se enamora "locamente" de un policía (Raúl Cimas). "Intenta estar a la altura y se alguien que no es", explica.
Si tuviera que hacer un paralelismo entre lo que significa el túnel en la película y en la vida real, cree que la situación de los personajes de este filme simboliza la "necesidad de mostrar que la vida es perfecta y que nunca hay momentos de bajón".
"Esa es la sociedad que vivimos y el túnel es las redes sociales, donde uno solo se preocupa de ser aceptado y que los demás le quieran y admiren", agrega.
La actriz ha combinado durante varios años la comedia ('Kiki, el amor se hace') y el drama puro ('Techo y comida'), dos géneros entre los que cree que tan solo hay una "línea fina". "La comedia son grandes tragedias en la que los personajes lo pasan muy mal, porque viven situaciones desesperantes. La línea es sutil, los personajes sufren siempre", explica.
Por su parte, Cimas da vida a un policía que "lleva a un héroe dentro". "Es alguien que ha visto muchas películas y que se ha montado muchas más en su cabeza". Tal y como señala, los protagonistas viven "una situación tan extrema que los personajes están desesperados y cegados, ideal para que un loco tome las riendas y nadie se de cuenta de que no hay nadie al volante".