Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ares pide "reflexionar" ante la huída de Aranalde tras ser puesta en libertad por el juez Velasco

Rodolfo AresReuters
El consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, ha pedido "tomar nota" de lo sucedido y a "reflexionar para que estas cosas no vuelvan a ocurrir" en referencia a la huída de la etarra Maite Aranalde tras ser puesta en libertad por el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco.
Mientras la Policía continúa las labores de búsqueda y captura de la etarra, el consejero vasco ha apelado a "trabajar al máximo" para detener a Aranalde. En una entrevista para la Cadena COPE, Ares ha sentenciado que "fue un juez el que decidió ponerla en libertad y cuando otro juez tomó la decisión de que se la detuviera y ordena su búsqueda, la estamos buscando, cumpliendo las decisiones, que es la obligación que tenemos las diversas policías, colaborar con la Justicia en las decisiones que adoptan".
"Interpretación judicial errónea"
Menos cauto ha sido el Sindicato Unificado de la Policía (SUP) que atribuye la fuga de la etarra a una "interpretación judicial errónea" del juez Velasco. El sindicato aclara a través de un comunicado que "ni el Cuerpo Nacional de Policía, ni la Guardia Civil, ni la Ertzaintza, ni ningún cuerpo policial tienen la más mínima responsabilidad en la fuga de la terrorista".
Para el SUP, la fuga de Aranalde "se ha producido más que por el error burocrático de Francia" porque "el juez de la Audiencia Nacional responsable del caso, lo mismo que decidió ponerla en libertad con una fianza de 12.000 euros, sabiendo que es miembro de una organización terrorista y que se le acusaba de tenencia de explosivos, podía haber decidido el ingreso en prisión sin fianza".
Maite Aranalde fue puesta en libertad la semana pasada por la Audiencia Nacional debido a que su entrega no iba acompañada de la documentación requerida por España referente a la participación de la etarra en un atentado múltiple en varias gasolineras durante el puente de la Constitución de 2004. El país galo perdió esta información, por lo que juez Velasco, en sustitución de Baltasar Garzón, decretó para la etarra la situación de libertad eludible bajo 12.000 euros de fianza.