Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aminatu Haidar abandona El Aaiún para realizarse un chequeo médico en España

Aminatu Haidar abandona El Aaiún para realizarse un chequeo médico en EspañaReuters
La activista saharaui Aminatu Haidar ha abandonado El Aaiún, capital administrativa del Sahara Occidental, con destino a Las Palmas de Gran Canaria, donde se va a someter a un chequeo médico. En el aeropuerto ha estado acompañada por familiares y amigos y, pese a la destacada presencia policial, las formalidades administrativas se han desarrollado sin incidencias.
La estancia de Haidar en Canarias dependerá de lo que le recomiende su médico, pero es probable que la aproveche también para renovar su permiso español de residencia, que le caduca el próximo jueves.
La activista se encontraba desde el pasado 18 de diciembre en El Aaiún, adonde llegó procedente de Lanzarote, tras permanecer 32 días en huelga de hambre en protesta para que Marruecos le permitiera volver a su casa, después de haber sido expulsada en noviembre por negarse a reconocer en la ficha de control policial que su nacionalidad era marroquí. Tras ese largo periodo en huelga de hambre, la activista tiene la tensión baja y padece dolores de estómago.
Bajo vigilancia constante
Por otra parte, Amnistía Internacional ha denunciado en una nota difundida en Madrid que desde su vuelta a El Aaiún, Aminatu está bajo vigilancia constante por parte de agentes de policía y de otras fuerzas de seguridad "apostados día y noche cerca de su casa", y se ha negado el paso a varias personas que pretendían visitarla.
"La siguen siempre que sale. Echan a los simpatizantes y periodistas extranjeros que intentan verla. También se ha hostigado e intimidado a familiares, amigos y simpatizantes suyos del Sáhara Occidental y otras partes de Marruecos, algunos de los cuales han sido agredidos, según informes, al internar ir a visitarla", añade la nota.