Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Almunia 'tira de las orejas' al PP por su "no" al Decreto

En la clausura de la XXVI Reunión del Círculo de Economía que se ha celebrado en Sitges (Barcelona), Almunia ha explicado que el pasado jueves siguió desde Bruselas el debate de convalidación del decreto ley, y avisó de que si no se hubiera aprobado, probablemente no estaría en el foro y todos estarían ocupándose de cosas "más inmediatas y urgentes".

Ante el nutrido foro de empresarios, Almunia ha reclamado a todos ser conscientes de la situación actual y llamó a la responsabilidad de instituciones, Gobierno y oposición. En su intervención, el comisario europeo han echado de menos en Europa una visión de los países más allá del interés particular de cada uno de los países o una visión más estratégica en una perspectiva más amplia y trasladó el mismo caso a España.
"Hace falta poner en perspectiva cuáles son nuestros problemas y debatir más que descalificar, ha afirmado, tras constatar que su impresión, desde Bruselas, es que en España se descalifica por encima de la media. Almunia también ha lamentado que a veces la profundidad de los debates en el espacio público "deja que desear". Aún así, ha dicho que en España la inmensa mayoría sabe lo que hay que hacer para superar la actual situación y tener un futuro mejor.
Grecia, la espoleta
El vicepresidente y comisario europeo de la Competencia también ha hablado de la convulsa situación de Grecia y de las medidas adoptadas para su rescate. En su opinión, el caso griego ha servido de espoleta para que Europa se percatara de que tenía un problema de gobernanza pendiente de resolver.
Almunia ha abogado por fomentar la coordinación y dar un impulso a la dimensión europea para facilitar la salida de la crisis. Almunia ha recordado que el impulso del crecimiento no está en manos ni del Banco Central Europeo (BCE) independiente ni de otros organismos. "Ya no le podemos pedir más", ha remachado.
A su juicio, el crecimiento vendrá de la mano de conocidas reformas, como la reforma del mercado de trabajo, medidas que permitan innovar y una adecuada regulación del sistema financiero.