Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alicia Montalvo: "Las negociaciones avanzan menos de lo que deberían pero más de lo que parece"

Las negociaciones avanzan "menos de lo que deberían y más de lo que parece" pero habrá acuerdo, según España. La directora de la Oficina de Cambio Climático señala que las delegaciones esperan a los líderes mundiales para "desenmarañar la madeja"
Montalvo ha reconocido que aunque el ambiente está "muy animado" los países se enfrentan a un proceso "complicado" ya que buena parte es "negociación más que sustancia" y las delegaciones se pierden, en ocasiones, en detalles de procedimiento.
Así, ha explicado que durante la primera semana se ha avanzado en los temas técnicos como los textos que recogen aspectos transversales como tecnología, adaptación, forestal, capacitación, y en la "forma" que deberá tener el acuerdo que se alcance la próxima semana.
Este, precisamente es "uno de los temas que se plantean en este momento", ya que hay dos opciones: trabajar sobre una continuación del Protocolo de Kioto y además otro acuerdo que contemple también a otros países o si "como la UE prefería" se trabaja en una opción "única" de un acuerdo "para todos".

"Resulta probablemente difícil que alcancemos un acuerdo jurídicamente vinculante que nos afecte a todos y que sea en un único documento y lo más probable es que haya algún tipo de resultado que incluya, bajo cualquier planteamiento, algún segundo periodo de compromiso del Protocolo. Otra cosas es que se acepte o no, eso es algo que estamos discutiendo en la UE porque supone que rehacer nuestra posición", expone Montalvo.
Lo importante es "la sustancia"
Además, ha insistido en que para los 27 "lo importante es que la forma articule la sustancia", por lo que asegura que "vale la pena mostrar flexibilidad en las fórmulas jurídicas mientras no se renuncie a la ambición ambiental".
Sin embargo, la directora de la Oficina Española de Cambio Climático opina que esta semana "se ha avanzado" y confía en que "se va a alcanzar un acuerdo" porque se observa "voluntad clara por todas las partes" a pesar de las "muchas e importantes" discrepancias "relevantes".
A ese respecto, espera que la llegada de ministros de Medio Ambiente y de jefes de estado pueda contribuir a resolver el proceso "de forma más sencilla" y aportar los "grandes números" de reducción de emisiones, las cifras de la arquitectura financiera, los compromisos que pueden tomar los países emergentes en las "reglas del juego" que antes sólo afectaban a los países desarrollados.
Igualmente, resalta el clima "optimista" entre las distintas delegaciones que esperan a que lleguen los "mayores" para "desenmarañar la madeja" de las cuestiones clave. "Hay un ambiente de optimismo y de nerviosismo al ver que estamos muy cerca y que queda poco tiempo y elemento importantes que acordar. Efectivamente creo que vamos a dar el paso que veníamos a dar", valoró.
Finalmente, elogia el ambiente "espectacular" de la cita de Copenhague por las numerosas e "interesantes" actividades paralelas, que, a su juicio, demuestran "el interés por el asunto" y que hace pensar a las delegaciones que la comunidad internacional está pensando en ello. "Nos convencen de que estamos trabajando sobre bases muy reales y que no nos movemos en una entelequia. Eso anima mucho, porque piensas que estás trabajando en la dirección correcta", concluyó.
Día de la Acción Global contra el Cambio Climático
Este sábado se celebran en más de un centenar de ciudades de todo el mundo movilizaciones para presionar a los líderes políticos a que consigan en Copenhague establecer las bases necesarias para frenar el calentamiento global.