Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aguirre y Gallardón optan por no echar más leña al fuego

Esperaza Aguirre, presidenta de la Comunidad de MadridReuters
Es una relación tortuosa que año tras año se alimenta con la polémica, pero de momento, el PP quiere poner freno. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha manifestado que no hará nuevas declaraciones tras la polémica conversación cazada por un micrófono abierto, en la que dijo: "hemos tenido la suerte de poder darle un puesto a IU y quitárselo al 'hijoputa'" (en la comisión de control de Caja Madrid), sin aclararse a qué miembro de su partido se refería.
Además, tampoco ha hablado respecto al expediente que pesa sobre el vicealcalde de la capital, Manuel Cobo.
"No voy a hacer ninguna declaración, querido. Ya sabe usted que yo hago muchas, pero hoy no", manifestó Aguirre a la masa de periodistas que le reclamaban un comentario de actualidad en la Residencial Infantil Las Rosas, donde asistió a una clase magistral del cocinero segoviano Cándido.
Y Gallardón tampoco habla
Mientras, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, ha asegurado que no hará ninguna declaración que pueda perjudicar al Partido Popular.
En este sentido, el alcalde, que presentaba unos campos de hierba artificial junto a Cobo, manifestó: "No voy a hacer ninguna declaración sobre nada que pueda perjudicar a mi partido y no voy a hacer ningún comentario sobre ningunas declaraciones".
El PP habla así
Es la justificación del portavoz de economía del PP, Cristóbal Montoro, sobre el insulto pillado a Aguirre. Montoro ha indicado que en el PP se habla "como la gente" y que "es normal que se incurra en descalificaciones más o menos graves dependiendo de a quién se dirija".