Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acusado un celador del Hospital Penitenciario de Alicante por presuntos abusos sexuales

Acusado un celador en Alicante por presuntos abusos sexualescuatro.com
Un juzgado de Alicante investiga una denuncia de presuntos abusos sexuales por parte de un celador del Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Fontcalent a una interna, según han confirmado fuentes de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.
La reclusa denunció estos hechos hace varios meses a la juez de vigilancia penitenciaria en una de sus visitas periódicas a los centros penitenciarios. La investigación la lleva a cabo ahora un juzgado de Alicante, que deberá determinar si hubo o no abusos sexuales por parte del trabajador.
Según las mismas fuentes, cuando la interna denunció los supuestos abusos sexuales, el celador ya se encontraba suspendido de empleo y sueldo desde hacía tres meses por parte de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias por una denuncia anterior de presuntos malos tratos a otro interno.
Las fuentes consultadas han incidido en que estos casos son "individuales, de personas concretas que tienen un comportamiento inaceptable", y han subrayado que la Administración "no los va a tolerar en absoluto".
También han precisado que estos casos "no pueden hacerse extensibles a los trabajadores" de los centros penitenciarios, que en "su extensa mayoría son personas con comportamientos normalizados", que desempeñan un "trabajo muy difícil" y "con poco reconocimiento" social.
Denuncia previa de UGT
El sindicato UGT ha afirmado que la denuncia de presuntos abusos sexuales por parte de un celador del Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Fontcalent a una interna fue interpuesta en 2009, año en el que este sindicato ya denunció "falta de seguridad y control" en estas instalaciones.