Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acudir a prostitutas en Castelldefels sí es sancionable

El Ayuntamiento de Castelldefels (Barcelona) ha aprobado la nueva ordenanza de civismo que establece sanciones para las personas que ofrezcan servicios de prostitución en la calle, así como para los clientes que los soliciten. A partir de este viernes, el consistorio podrá multar la prostitución en la calle con sanciones de hasta 3.000 euros, según informaron fuentes municipales.
La ordenanza prohíbe ofrecer, solicitar, negociar o aceptar, directa o indirectamente, la práctica de relaciones sexuales a cambio de dinero en el espacio público cuando estas conductas se lleven a cabo a una distancia mínima de 2.000 metros de centros docentes o educativos o en general zonas de recreo frecuentadas por menores.
El consistorio también ha decidido poner fin al establecimiento de prostíbulos en la ciudad. Así, se prohíbe la apertura de prostíbulos a una distancia menor a 3.000 metros respecto a escuelas y locales de ocio destinados a menores de edad o que, por su actividad, comporten la asistencia de menores.