Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Activistas marroquíes intensifican el bloqueo en Melilla: ni mercancías ni materiales de construcción

Activistas marroquíes vuelven a bloquear la frontera de Melilla con el país africano a modo de protesta por el supuesto maltrato que la policía española propina a los ciudadanos marroquíes. Así, desde la mañana de este martes impiden el paso de camiones con mercancías y harán lo propio con los vehículos que trasporten materiales de construcción al caer la noche.
Del mismo modo, pretenden convencer a las empleadas del hogar marroquíes que cada día cruzan la frontera de España, para que se queden en casa y se sumen así a la movilización.
Los marroquíes se han instalado en la denominada "tierra de nadie", un espacio comprendido entre ambas regiones considerado neutral donde pueden verse carteles menospreciando a la policía española. Al respecto, los activistas han anunciado que colgarán más carteles hasta que no cesen las supuestas agresiones de los cuerpos de seguridad españoles.
En los mismos pueden verse fotomontajes dirigidos fundamentalmente a mujeres policía. Según ha anunciado el Ayuntamiento de Melilla, estas mujeres "lo están pasando muy mal".
Por otro lado, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, visitará el próximo lunes a su homólogo en Rabat para intentar poner fin al conflicto.
Según Pons la situación es de máxima tensión
En una rueda de prensa junto al presidente de Melilla, Juan José Imbroda, el secretario de Organización del PP, Esteban González Pons, ha dicho que en una situación de tensión en la frontera "es muy fácil que se produzca un incidente", y cuando se producen incidentes, ha señalado, es muy fácil que haya un conflicto".
Sin embargo, en la frontera de Melilla no se producen incidentes "sólo por lo profesionales que son la Policía Nacional y la Guardia Civil, pero no puede decirse que el Gobierno esté apoyando en absoluto" a estos cuerpos de seguridad, ha asegurado el dirigente.
Por esta razón, González Pons ha exigido al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que antes de viajar el día 23 a Rabat vaya antes a Melilla para "hablar antes" con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, especialmente con las mujeres-policía, que "lo están pasando muy mal" por los ataques de los activistas.
El dirigente popular ha acusado al Gobierno de dejación de funciones por no haber enviado a ninguno de sus ministros a Melilla desde que comenzaron a producirse los incidentes en la frontera, razón por la que, asegura, ha tenido que desplazarse él hasta Melilla por orden expresa del presidente del PP nacional, Mariano Rajoy.
Pons ha acusado a Zapatero de estar más pendiente de los "problemas" que tiene con el Partido Socialista de Madrid que de los incidentes que se están registrando en Melilla.
Según Pons, "viendo lo que está sucediendo en Melilla, se confirma que cuando los españoles tienen un problema, no pueden contar con ZP", algo que ha ocurrido en materia económica.
Contra la libertad de expresión
El popular ha calificado de "clamoroso" el silencio del Gobierno y de su delegado en Melilla, Gregorio Escobar, al que ha reprochado que no haya emitido "ni una nota de prensa" en apoyo a la Policía Nacional y la Guardia Civil durante estos días.
Pons ha recordado a Escobar que "no son buenas doctrinas democráticas" tanto su falta de apoyo público a las Fuerzas de Seguridad del Estado como el hecho de que no esté permitiendo que los periodistas españoles tomen imágenes desde la frontera para garantizar la libertad de expresión y el derecho a la información.