Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Aceptarán una querella por prevaricación contra el juez Varela?

La Asociación Memoria de Mallorca (MdM) y la de Recuperación de la Memoria Histórica de Cataluña (ARMHC) han presentado este lunes una querella por prevaricación contra el juez del Tribunal Supremo, Luciano Varela, magistrado que juzgará al juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, y contra el presidente de la Sala de lo Penal, Juan Saavedra.
Ambas asociaciones expresan en un comunicado su "profunda indignación por el proceso judicial abierto en el Tribunal Supremo contra el juez Baltasar Garzón" por declararse competente para investigar las desapariciones durante la Guerra Civil y el franquismo.
Garzón puso en marcha está investigación a instancias de las asociaciones de la Memoria Histórica "de todas partes del estado", entre ellas ARMHC y MdM. Estos colectivos consideran que la causa abierta contra el juez de la Audiencia Nacional "es un ataque directo contra las víctimas que esperaban que, por primera vez, uno de los poderes del Estado hiciera su trabajo e investigara los crímenes contra la humanidad cometidos por el fascismo durante la Guerra Civil y la Dictadura".
El único que se ha atrevido
Estas asociaciones no entienden "como un pseudo sindicado de extrema derecha y una organización como la Falange Española, representantes ideológicos de los que perpetraron la mayoría de los crímenes contra la humanidad cometidos durante aquellos años, pueden tener todavía representación legal ante las administraciones democráticas".
MdM y ARMHC añaden que Garzón es "el único juez que se ha atrevido a investigar los crímenes contra la humanidad de la Falange y sus aliados fascistas durante la guerra y la dictadura".
Varela resolvió el pasado miércoles la transformación en procedimiento abreviado de la causa que se sigue en el Alto tribunal contra el juez Garzón por un presunto delito de prevaricación que habría cometido al investigar las desapariciones durante el franquismo, lo que significa que el magistrado será finalmente sentado en el banquillo y juzgado por estos hechos.