Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El AVE Madrid-Sevilla tendrá que esperar unos días para recuperar los 300 Km/h

El director ejecutivo de Circulación de Adif, Antonio Berrios, ha informado de que la velocidad en el AVE Madrid- Sevilla se irá recuperando paulatinamente a lo largo de estos días. "Para circular a 300 kilómetros por hora hace falta que la vía esté perfectamente alineada", ha manifestado Berrios.
A las 13:10, los técnicos del Adif reabrían la segunda vía del AVE que había quedado entorpecido por la tormenta de este lunes. Eso sí, el tren circula a 30 km/h por los tramos afectados por motivos de seguridad. Esta rebaja de velocidad ocasionará retrasos de entre 7 y 8 minutos en cada tren. Aunque, según ha afirmado Barrios, "en pocos días se recuperará la normalidad".
Pasajeros afectados
En estos tres días, casi 23.000 pasajeros y 176 trenes se han visto afectados por el corte del servicio. Aunque RENFE se ha encargado de poner 133 autobuses a disposición de los pasajeros como servicio alternativo.
Sólo en la jornada de este miércoles 46 trenes han tenido retrasos de periodos de más de una hora por los problemas que presentaba la vía.
Blanco pide disculpas
Por su parte, el ministro de Fomento, José Blanco, ha pedido comparecer ante la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados, para explicar "las causas del incidente, las medidas adoptadas y las nuevas actuaciones que se pondrán en marcha".
De momento, ha pedido disculpas a los pasajeros afectados y ha añadido que este incidente es "un caso excepcional" que se ha producido por la intensidad de las tormentas.
Reacciones populares
Y desde el PP, el portavoz de Fomento del Grupo Parlamentario Popular, Andrés Ayala, ha denunciado la "falta de previsión" y la "desidia" por parte de RENFE. Ha apuntado que la compañía con las previsiones de tormentas "tendría que haber tomado medidas previas que no existieron".
En su opinión, tendrían que haberse preparado retenes, viajes alternativos y, sobre todo, se tendría que haber tenido sensibilidad con los usuarios. "Los ciudadanos, una vez más en vacaciones, han visto frustrados sus planes de viajes sin que Renfe les haya mostrado ningún respeto", ha sentenciado.