Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AENA cierra los espacios aéreos de Madrid, Baleares y Canarias por las bajas masivas de controladores

El 90% de los controladores aéreos que debía entrar en el turno de tarde en pleno puente de la Constitución ha abandonado su puesto, según los últimos datos facilitados por AENA.
El espacio aéreo andaluz sigue siendo el único que a esta hora permanece abierto, por razones de seguridad. En el centro de control aéreo de Torrejón de en Madrid, el principal de toda la red que regula los vuelos que cruzan Madrid, hay dos controladores en ruta y dos controladores en aproximación, el "mínimo requerido" para los vuelos de emergencia.
Las mismas fuentes han avanzado que está prevista la celebración de una videoconferencia entre Eurocontrol, AENA y la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos para analizar la situación de los vuelos trasatlánticos.
Por su parte, la Unión Sindical de Controladotes Aéreos duda que los controladores hubieran abandonado sus puestos de trabajo sin motivo. Y alega como causa las condiciones físico-psíquicas de los empleados.
Aena tomará medidas
La presentación de estas bajas, que AENA ha calificado de concertadas y masivas se están produciendo en todas las dependencias, con especial incidencia en Madrid y Baleares.
"Esta irresponsable decisión está provocando graves perturbaciones en el tráfico aéreo de toda España. La decisión de paralizar el tráfico aéreo en el país es de una extrema gravedad que, además de constituir una falta muy grave que puede ser sancionada con el despido disciplinario de los controladores que se nieguen a trabajar, constituye un delito según el artículo 409 del Código Penal", señala la nota.
Para el ente, la actitud de los controladores aéreos, que han "cortado todos los cauces de comunicación y los puentes que se han tendido, les conduce a un callejón sin salida, llevándose por delante el derecho a viajar de cientos de miles de ciudadanos en el inicio del Puente de Constitución".
Finalmente, AENA ha llamado a los controladores a su incorporación inmediata para restablecer la normalidad del servicio. Del mismo modo, les ha exigido que "abandonen el chantaje al que someten a la sociedad española tomando como rehenes a la sociedad española".
Comité de crisis
El ministro de Fomento, José Blanco, ha convocado un gabinete de crisis del que forman parte el secretario de Estado de Transportes, Isaías Táboas, el presidente de Aena, Juan Ignacio Lema, y el director general de Aviación Civil, Manuel Ameijeiras, para "valorar la situación y aplicar las medidas oportunas dentro de la legalidad".
Espacios aéreos cerrados
La presentación de "bajas masivas" por los controladores aéreos ha obligado a cerrar el espacio aéreo de Madrid y los aeropuertos de Barajas, Palma de Mallorca, Ibiza y Menorca, según han informado fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea.
Las mismas fuentes han asegurado que esta interrupción del servicio aéreo, en pleno puente de la Constitución, se debe a la decisión de los controladores de presentar "bajas masivas" en varias dependencias declarándose así "incapaces de prestar" el servicio y "abandonando su puesto de trabajo".
El twitter de Iberia anuncia que el aeropuerto de Madrid-Barajas podría permanecer cerrado hasta "la una de la madrugada".
El sindicato habla
El portavoz de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) Daniel Zamit ha asegurado que no conoce las razones que se encuentran detrás de las bajas masivas que, según AENA, han obligado a cerrar los espacio aéreos de Madrid y Baleares.
Zamit sostiene que "no le extrañaría" que los trabajadores se hayan ido a su casa, como una protesta a las medidas que el Consejo de Ministros ha aprobado hoy que modifica el cómputo de horas de trabajo de los controladores. El portavoz de USCA asegura que la decisión del Gobierno es una "agresión dura" al sector que puede haber provocado las bajas como "respuestas individuales" de los trabajadores, pero que en ningún caso se trata de "una postura premeditada ni una consigna".
Zamit ha asegurado que la reforma del Gobierno es "un Real Decreto para tapar una chapuza de AENA ", empresa que, insiste, ha estado "dando patadas en las espinillas" a los controladores desde hace meses. "Cuando te aprietan tanto, la gente explota", ha justificado Zamit.