Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AENA pide que Aviación Civil garantice los derechos de los viajeros

El sindicato de controladores aéreos USCA acusa a Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) de romper "unilateralmente" la negociación colectiva al levantarse de la mesa de negociación.
Fuentes de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) han explicado que los responsables de AENA abandonaron la mesa de negociación y dieron por roto el diálogo en torno al segundo convenio colectivo del sector.
Tras esta ruptura de la negociación, USCA ha recordado que no consentirá que AENA acuse a los controladores de los problemas en el tráfico aéreo que se puedan dar el próximo día 1 de abril. Hay que recordar que el 31 de marzo expira el acuerdo extra-convenio de ampliación de la jornada laboral que permite a AENA ir ajustando el número de controladores a las necesidades del tráfico aéreo.
Por esta razón, los controladores opinan que los posibles retrasos "serán únicamente responsabilidad" del gestor aeroportuario.
AENA lo ve innegociable
Los controladores aéreos aseguran que es AENA quien solicitó la revisión a la baja de las condiciones laborales y que ellos han aceptado negociar, ante la situación complicada de AENA, con una deuda de 12.000 millones de euros.
Sin embargo, AENA replica que las exigencias del sindicato son innegociables.
El presidente AENA, Juan Ignacio de Lema, ha afirmado que las negociaciones con los controladores se han roto ante "el bloqueo y la actitud obstruccionista y negativa" del sindicato USCA, al que ha acusado de negociar "con mala fe".
Ante esta situación, Lerma ha indicado que ha comunicado la situación, con "tiempo suficiente", a Aviación Civil para que adopte las medidas que considere necesarias, particularmente de cara a Semana Santa, para garantizar que el tráfico se desarrolle en condiciones de "eficacia, seguridad y sostenibilidad".
Llamamiento a Aviación Civil de Blanco
El ministro de Fomento, José Blanco, ha hecho un llamamiento a Aviación Civil para que proponga las "medidas" que considere necesarias para "garantizar de derecho de los ciudadanos a volar con total tranquilidad" durante Semana Santa.
Blanco ha indicado que tratará de "garantizar el funcionamiento de los aeropuertos" en Semana Santa y ha expresado su confianza en que "todo el mundo actúe conforme a la ley para no causar perjuicios a los ciudadanos y al turismo".
¿Habrá huelga encubierta?

Los controladores aéreos aseguran que garantizarán que "no habrá ningún tipo de dejación en sus funciones" pero, al mismo tiempo, recuerdan que "al estar sujetos a la gestión de AENA deben cumplir sus programaciones". "Si estas son insuficientes, es la compañía quien debe responder", indicó USCA.
No obstante, al levantarse de la mesa de negociación, advirtió el sindicato, AENA rompe el acuerdo y será responsabilidad suya decidir cómo va a cubrir el servicio de control aéreo a partir del próximo 1 de abril.
El sindicato ha pedido a AENA que informe de las necesidades no cubiertas en la programación de abril con el fin de que los controladores puedan atenderlas, "en la medida de lo posible y con los mecanismos del convenio en vigor".
"Es voluntad de este colectivo que los ciudadanos y las compañías no sufran las consecuencias de la falta de voluntad negociadora de AENA, especialmente durante la próxima Semana Santa, y a tal fin ofrecen su total disponibilidad para cubrir los servicios que sean necesarios", indicó el sindicato.