Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noticias Cuatro 14h

Cristiano Ronaldo ha entrado y salido de los juzgados de Pozuelo en un coche negro, con las lunas tintadas. El delantero ha evitado así a los cientos de periodistas que le esperaban en la puerta. Iba a atenderles después. Para eso había colocado un atril. Pero tras declarar ante la juez, el astro portugués, acusado de defraudar 14,7 millones de euros de forma consciente y voluntaria, ha preferido dar plantón a los medios y marcharse a su casa por la puerta de atrás.