Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cliente adúltero intenta convencer a su chófer antes de que le decapite con una guillotina

“Yo amo a mi mujer, jamás la engañaría”, dice la víctima mientras su verdugo le coloca sobre la guillotina. Para salir de dudas, el enfermo mental que ejecuta a sus clientes con una guillotina para castigar sus pecados, intenta hablar por teléfono con la amante.