Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los analistas de conducta creen que el chófer asesino intenta transmitir moral un mensaje con sus decapitaciones

Los agentes de la Unidad de Análisis de Conducta creen que el sujeto al que buscan colecciona las cabezas como trofeos y deja los cuerpos en lugares públicos para transmitir un mensaje a la sociedad. Además, todas las víctimas tienen los nudillos destrozados.