Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los analistas federales buscan a un peligroso sujeto que experimenta con cobayas humanas

Dos cuerpos sin vida hallados en una ciénaga: el de una joven exanguinada y el de un hombre mayor que padecía una enfermedad crónica. ¿Han sido utilizadas ambas víctimas como cobayas humanas o se trata de un asesinato ritual? Dar respuesta a ambos interrogantes mientras tratan de impedir que cunda el pánico en la ciudad será la doble prioridad de los agentes federales en la nueva entrega de la undécima temporada de ‘Mentes criminales’, que regresa a Cuatro a partir del mañana jueves 18 de febrero a las 22.30 horas tras el parón navideño.

Galardonada con 8 ASCAP Awards a la Mejor Serie de Televisión, la ficción de investigación criminal creada por Jeff Davis (‘Teen Wolf’) y protagonizada por Thomas Gibson, Shemar Moore, Matthew Gray Gubler y Joe Mantegna, acumula en su undécima temporada en Cuatro un 6,7% de share y 1.308.000, creciendo 3 décimas y 134.000 espectadores sobre la temporada anterior (6,4% y 1.174.000). Además, eleva en 1,2 puntos su media nacional hasta alcanzar el 7,6% de cuota de pantalla en el target comercial.
En el capítulo de este jueves, una pareja encuentra en una zona pantanosa dos cadáveres. A los miembros de la Unidad de Análisis de Conducta les llama poderosamente la atención la extrema palidez del cuerpo sin vida de la mujer, que ha sido exanguinada, a diferencia del cuerpo de la segunda víctima, un hombre mayor. Poco después, el suceso se hace público y los medios de comunicación aseguran que podrían tratarse de un terrible crimen ritual, por lo que JJ se ve obligada a impedir que la alarma social dificulte la labor de identificación del sujeto y el esclarecimiento del caso. A medida que avanzan las pesquisas, Hotchner y su equipo sospechan que podrían estar enfrentándose a un hombre que lleva a cabo atroces experimentos médicos con cobayas humanas mientras busca la “fuente de la eterna juventud”.