Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los analistas federales dan a las autoridades el perfil del asesino que juega a ser Dios

La aparición de una nueva víctima con numerosos golpes en el cuerpo lleva a pensar a los agentes que el asesino está perdiendo el control. Según el F.B.I, buscan a un hombre de entre 25 y 35 años con acceso a fármacos controlados y posible formación médica. Actúa al margen de la ley y de la ética profesional haciendo peligrosos experimentos médicos. Busca una cura para enfermedades neurológicas degenerativas, ya sea para intentar salvar a algún ser querido o que asuma el papel de un salvador que rescata a enfermos terminales y juega a ser Dios.