Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El asesino estaba obsesionado con los genitales de sus víctimas

Por la medida de la pelvis y la cadera, los restos enterrados pertenecen a dos mujeres de entre 30 y 35 años. Fueron asesinadas hace aproximadamente diez años, pero hay algo más: sus genitales fueron mutilados.