Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"¿El café esta muy caliente? Pues sopla"

Marta no pudo evitar las lágrimas cuando vio lo esclava que era Marga en su casa por el trato que recibía de los suyos y la poca colaboración en las tareas diarias