Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer coqueta y muy poco familiar frente a una familia con tres padres

fathiacuatro.com

Para Mari es más importante su propia felicidad que encargarse de su marido y su hijo pequeño. A ella lo que le gusta es ganar dinero trabajando de día y de noche en su bar donde, además, los clientes no paran de flirtear con ella, mientras en su casa, es su marido el que cuida de su hijo pequeño. Fatiha, una mujer muy maniática con respecto al orden y la limpieza, ha logrado formar una familia numerosa y muy atípica. En casa conviven sus cuatro hijos y los tres padres de estos.

Cuando Mari conoce su lugar de destino, se imagina que va a pasar unas estupendas vacaciones en Canarias. Aunque al llegar a su nueva casa, y dado que a ella no le gustan nada los niños, ese sueño parece desvanecerse. Lo bueno es que quizás con eso de tener tres maridos en casa no todo está perdido. Fatiha, en cambio, acostumbrada a ser la que lleva su hogar, llega a una casa en la que el marido lo hace todo y se encuentra un poco perdida.
En Lanzarote, Mari no está dispuesta a hacer de madre cuando ella no ejerce ese papel ni en su propia casa, lo que hará que la convivencia con sus tres maridos se complique día a día. Sobre todo con Raúl, la actual pareja de Fatiha con el que la convivencia va de mal en peor.  Claro que la relación de Fatiha y su nueva familia tampoco parece ir por el buen camino, como quedará demostrado en una mesa final en la que todos están dispuestos a echarse cosas en cara.
¿Cómo hará Mari para librarse del duro trabajo de hacer de madre cuando ella lo que quiere es pasárselo bien? ¿Qué tal les sentará a sus tres nuevos maridos que ella eluda sus responsabilidades? ¿Conseguirán que la casa funcione en ausencia de Fatiha?.
Y Fatiha, ¿podrá hacerse con el control de su nueva casa? ¿Aceptará su nuevo marido sus manías y obsesiones con respecto al funcionamiento del hogar?... Y en la mesa final, ¿hasta dónde llegarán los reproches entre ambas familias?.
mari me cambio de fammilia