Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres nuevas búsquedas, tres nuevas historias emocionantes

Cuatro se adentra en tres nuevas búsquedas. El viernes, la cadena vuelve a sumergirse en tres apasionantes viajes al pasado con La búsqueda. El reencuentro de dos hermanas, el de un hijo con su madre y el de dos hermanos son los objetivos
En el primer caso de la noche, la reportera Mónica Martínez acudirá a la llamada de Mara, una joven de 20 años nacida en Cabo Verde. Cuando tenía dos años, su madre y el que entonces era su pareja, se trasladan con ella a España. Inesperadamente su madre la abandona y Mara pasa por diferentes hogares, incluido un centro de menores (se escapa de su domicilio con 8 años - la maltrataban - y termina en un centro). Ahora Mara ha encontrado en la familia de su novio el entorno que nunca tuvo pero le falta algo para cumplir su sueño: hace años supo que tenía una hermana y quiere encontrarla en Cabo Verde.
A continuación, el reportero de La búsqueda Juan Serrano acompañará a Caridad en el propósito de encontrar a su hijo Andrés, desaparecido hace más de 10 años tras una crisis matrimonial. Caridad está dispuesta a todo por encontrar a su único hijo, pero las noticias no parecen ayudarla. Y es que, tras un largo proceso de investigación por todo el país, todo apunta a que Andrés ha tenido problemas estos últimos años. Pero el coraje y la fuerza de Caridad le llevarán a intentarlo todo por reunirse con su hijo.
Para terminar, La búsqueda, de la mano de la reportera Verónica Dulanto, viajará hasta Argentina para intentar ayudar a César Galimberti. Este argentino, afincado en España, nunca pudo conocer a su hermano mayor. Su madre murió al poco de nacer él y el padre entregó a César a unos familiares. César recuerda que, cuando él era pequeño y jugaba en la calle, alguien le observaba desde una esquina cercana. Años más tarde supo que aquel niño era su hermano. Hoy, con 60 años, ha decidido salir en su búsqueda y conocerlo por fin. En este viaje regresa a su país natal compañada su hija Noelia.