Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡A liarla a Zaragoza!

El martes 11 de octubre “No le digas a mamá que trabajo en la tele” traslada parte del programa a Zaragoza con motivo de la festividad del Día de la Hispanidad y en honor a la patrona maña, la Virgen del Pilar.

El programa de las tardes de Cuatro envía a algunos colaboradores a las Fiestas del Pilar de Zaragoza: Lorena “Terremoto” Castell; Ares, la reportera loca; Ciclón Ramírez y Dinamito Pérez, Los Frijoles Asesinos; y Lupita, la Excavadora de la Muerte.

El castigo más multitudinario de la historia

Los Frijoles Asesinos y la Excavadora de la Muerte inician su gira de Castigos Multitudinarios por toda España. En “No le digas a mamá que trabajo en la tele” queremos compartir nuestra inmundicia con todo el mundo.
Lorena y Ares afrontarán el reto de conseguir voluntarios para el “Castigo Más Multitudinario de la Historia”. Deberán convencer a cincuenta personas para que se metan en una piscina portátil gigante.
Con la que está cayendo (crisis, paro, el Niño Torres que no marca…), al menos que lo que nos caiga encima sea divertido. Lorena y Ares intentarán convencer a cincuenta voluntarios para sufrir y disfrutar el castigo del programa.
En la Plaza del Pilar ubicaremos una pantalla gigante para poder seguir el programa en directo; una piscina portátil gigante y un ejército de Excavadoras de la Muerte encabezado por la mismísima Lupita para derramar su porquería sobre los voluntarios que quieran sufrir el castigo multitudinario.

Invitada de lujo: Pilar Rubio

La invitada del día es Pilar Rubio. La actriz y presentadora competirá en plató para librarse del castigo del programa, que podrá ser visto en directo desde Zaragoza en una pantalla gigante en plena Plaza del Pilar.
La invitada llega al programa con ganas de jugar, batirse el cobre en todas nuestras pruebas y competir para librarse del castigo. Aunque los Frijjoles no estén en plató, dejarán una excavadora con un cartel en el que se puede leer “El Castigo Más Asqueroso de la Historia del Programa”.
Se realizarán conexiones en directo para que los zaragozanos participen en algunas de las secciones del programa. Además, “No le digas a mamá que trabajo en la tele” se reserva algunas sorpresas que convertirán a los participantes en los verdaderos protagonistas del día.