Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El bulo de los asesinos de Leganés

Cuatro años después de que su nombre saltara a las primeras páginas por las supuestas sedaciones irregulares en el hospital de Leganés, el Doctor Luis Montes puede asistir ahora a la declaración del ex consejero de Sanidad madrileño Manuel Lamela, quien comparece como imputado por denuncia falsa. El acusador convertido en acusado
Llega el turno del doctor Montes. El acusado convertido en acusador. Cuatro años después de que su nombre saltara a las primeras páginas por las supuestas sedaciones irregulares en el hospital de Leganés, Montes puede asistir ahora a la declaración del ex consejero de Sanidad madrileño Manuel Lamela, quien comparece como imputado por denuncia falsa. El acusador convertido en acusado.

El bulo nació también un 11 de marzo, como la gran mentira de los trenes de Atocha del 11 de marzo de 2004. Justo un año después, el entonces consejero de Sanidad, Manuel Lamela, cesó a Luis Montes, el coordinador de urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés y propaló un bulo basado en un anónimo que denunciaba 400 muertes por sedaciones irregulares en urgencias: "No hay piedad ni estamos hablando de eutanasia activa ni de ayuda al suicidio, se trata de homicidios", decía la carta.
A pesar de que el número dos de Sanidad comunicó al consejero que esa denuncia ya había sido investigada y cerrada años atrás, Lamela decidió seguir adelante, montó una comisión a dedo y llevó el asunto a los tribunales. Tres años después, en enero de 2008, los juzgados cerraban el caso Leganés y exoneraban a Montes y sus colaboradores. El mayor escándalo de la sanidad madrileña quedaba en nada. Ni sedaciones irregulares ni mala práctica médica ni nada de nada.
Desde entonces el doctor Montes ha luchado por restablecer su buen nombre con querellas contra los locutores, periodistas, tertulianos y políticos que se sumaron a la propagación del bulo con insultos y descalificaciones. Le llamaron "asesino", "terminador", "doctor muerte". Ahora le toca declarar a quien puso todo en marcha, el ex consejero Lamela imputado por denuncia falsa.
Noticias Cuatro han elaborado un programa especial en el que repasan el caso desde sus antecedentes, en el año 2000, cuando Montes es nombrado coordinador de urgencias, hasta la actualidad cuando se ha desmantelado el equipo de Montes y el de los médicos que pusieron en marcha en 1987 el Hospital de Leganés y lo llevaron a convertirse en un referente de la sanidad pública madrileña.
"Cinco años después aún hay gente que duda de lo que hicimos", cuentan las enfermeras. "Calumnia que algo queda", subraya su compañera...