Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sopa de tomate con picatoste y huevo de codorniz

INGREDIENTES
- Para la sopa: Cebolla, ajos, vino blanco dulce y tomates de pera bien rojos. Rehogar la cebolla con los ajos en aceite, añadir un chorrito de vino blanco dulce, incorporar los tomates troceados (sin pelar) y un ramillete de albahaca. Dejar cocinar con un chorrito de nata y un trocito de queso, salpimentar, triturar y pasar por un colador.
- Para los cherry: Tomatitos cherry. Escaldar los tomatitos en aceite muy caliente para poder subir la piel.
- Para el crujiente pan: Pan congelado (chapata semicocida) y aceite de oliva. Cortar el pan congelado en láminas muy finas con ayuda de una cortadora de fiambre, colocar entre dos silpat con un chorrito de aceite y una pizca de sal. Hornear a 170ºC hasta que quede crujiente.
- Para la mozzarella: Mozarella, nata y aceite de oliva. Triturar la mozzarela con un chorrito de nata, aceite sal y pimienta.
- Para el huevo: Huevos de codorniz. Freir los huevos.
- Para el aceite de albahaca: Albahaca fresca (mucha). Triturar la albahaca con el aceite y pasar por un colador.
MONTAJE Y PRESENTACIÓN
- Distribuir en un plato sopero ancho tres quenelles de queso, tres tomatitos, tres huevos y tres crujientes de pan y un chorrito de aceite de albahaca y pistacho roto.
- Servir la crema aparte en una jarrita
- Material: Biberón dosificador pequeñito y 6 jarritas individuales bonitas.