Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Recuerdos de rodaje del cámara del último superviviente

10.El rodaje sumergido en el agua con un traje especial, bajo un inmenso lago helado en Siberia . ¡Hacía mucho frío y era muy claustrofóbico! En el episodio se puede ver que el agua que hay en la lente se congela en cuanto la cámara sale a la superficie. Tenía la mano cubierta con un guante de 5mm de grosor y se me congeló alrededor de la cámara cuando salimos fuera del agua. ¡Me costó una hora volver a mover los dedos! ¿Cómo logró Bear nadar desnudo ahí? ¡Nunca lo sabré!
9.Un cocodrilo nadando en los Everglades - pasé mucho miedo. Bear y yo sabíamos que había dos cocodrilos a seis metros de nosotros... ¡pero eran del tipo que no atacan a humanos! Sentí un gran alivio cuando me enteré de aquello.
8.Bajada en 'estilo tobogán' por la nieve de Siberia . Bear y yo comenzamos a descender con una distancia de separación de ocho metros. Intenté seguir con la cámara a Bear durante los 60 metros del descenso... pero no lo logré. Acabamos chocándonos al final. Muy divertido.
7.Los saltos al agua desde el helicóptero, ¡son siempre un reto! Tengo que saltar en el mismo momento exacto que lo hace Bear, si no lo hiciera así, él llegaría al agua antes que de que yo hubiera saltado del helicóptero. Incluso en un salto de 15 metros. Bear siempre me dice, 'no aterrices encima mío con esa cámara'. Y todavía no lo he hecho.
6. Los rápidos, hemos rodado un montón en las tres temporadas del programa pero cada vez es distinto. Intentar estar junto a Bear en el agua siempre es complicado, sobre todo en el río Zambece, en Zambia , donde había muchos peligros ocultos bajo los rápidos.
5.La humedad de Australia era increíble.¡45 grados Celsius con un 100% de humedad! Lo que quiere decir que tu sudor no se puede evaporar para refrigerar tu temperatura corporal porque el aire está saturado.
4.Me encantó rodar en los pantanos de Louisiana y en los Everglades . Estás siempre en alerta porque hay mucha vida oculta bajo el agua por la que te estás moviendo/nadando, ¡y sabes que debajo de ti hay animales y cosas inquietantes! En las aguas pantanosas siempre es complicado trabajar, pero también es un reto muy excitante y estás con los cinco sentidos a tope.
3. Las escaladas. No tengo vertigo, afortunadamente, y Bear siempre quiere alcanzar las cimas por las rutas más duras y lo mismo para los descensos. ¡Es un crack! Intentamos colocar la cámara lo más cerca de la cabeza de él cuando está escalando para darle a la audiencia la imagen de lo que ve Bear con sus ojos.
2. En Siberia tuvimos que correr para alcanzar un tren de mercancías que vimos a lo lejos. Comenzamos a correr descendiendo por una colina y atravesamos un campo nevado. A la mitad del camino, perdí el equilibro y me caí por la pendiente con la cámara en el hombro. Increíblemente, me volví a incorporar con la cámara de nuevo en el hombro sin dejar de grabar. Para ser sinceros, creía que ese era el final de la cámara que me había acompañado durante los dos últimos años. Creo que no utilizaron esta toma, ¡una pena!
1.La grieta de hielo en la Patagonia fue increíble y muy peligrosa. Las grietas parecen preciosas y tranquillas, incluso parece mentira que se muevan. ¡Pero cuidado! ¡Mucho cuidado! Sí que se mueven. Bear y yo descendimos por dos grietas paralelas que se unían en una parte para mostrar lo difícil que es salir de ahí. A mitad de camino me di cuenta de que me estaba separando demasiado de Bear. La única manera de grabarle era desplazarme en horizontal para llegar a su grieta. En esos momentos tienes que confiar mucho en tus crampones y deslizarte sin hacer mucho ruido.