Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Programa 282: Jack Black en Tonterías Las Justas

¡Programóóóónnn! Hemos tenido, en exclusiva en España, a Jack Black, un gran actor y un gran tontaco que ha tenido de bien en venir a pasárselo bien a Tonterías Las Justas
Era la primera vez que teníamos el honor de recibir a un invitado de Hollywood y no podíamos haber perdido "la virginidad" con alguien mejor. El actor norteamericano Jack Black es un gran tontacoy nos lo ha demostrado en un increíble programa.
Y es que Jack es el doblador americano de Po, el protagonista de Kung Fu Panda II, y Flo es el doblador en castellano. Dos grandísimos tontacos y humoristas a nivel internacional, juntos, en el mismo plató. ¡La bomba!
Por otra parte, nuestra reportera más dicharachera ha estadoen la presentación en Madrid de The Hole, una nueva obra de la compañía Yllana, con un reparto de lujo.
También hemos tenido malas noticias. Y es que Kiko Rivera, Paquirrín, ha abandonado Supervivientes, el reality de Telecinco. Sufre gota, tiene un pie inflamado y la humedad de la isla de Cayopaloma le ha hecho tener que abandonar... ¡ooooh! Porque es otro gran tontaco de los que nos caen bien y no seguiremos viéndole sobreviviendo.
Además, los presentadores de TLJ acudieron como invitados a El Hormiguero, el programa de Pablo Motos, y además de hacer un gran programa, se la colaron a Pablo. Antes de entrar en directo en el plató de las hormigas, idearon un plan: eligieron tres palabras que tenían que conseguir que Pablo pronunciase... ¡conseguido!
Y como todos los viernes, os hemos traído en el Ranking de Rankings los mejores momentos de todos los rankings de la semana.
Una semana más -o menos- en Tonterías Las Justas. Y ahora, a disfrutar el fin de semanacaaa. ¡Y a vivir, que son twooo days!