Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Portugal, primer paso en el camino hacia el gran sueño

España vence (1-2) a Chile con golazos de Villa e Iniesta y se clasifica como primera de grupo. El martes a las 20h30, los octavos de final frente a Portugal.
Un Mundial es una competición corta, pero larga a la vez. Esta duplicidad es la que te obliga a mirar, en primera instancia, el resultado. Por ello, se puede decir que 'La Roja' ha subsanado su fallo frente a Suiza y ha acabado 'haciendo los deberes': primeros de grupo. Eso es lo que importa porque, ahora, sí empieza el verdadero Mundial. El martes a las 20h30, Portugal será la primera piedra en un camino que, esperemos, nos pueda llevar al título mundialista.
Y es que España no ha enamorado a nadie en el encuentro frente a un equipo, Chile, que puede complicar mucho la vida a Brasil en octavos. Y es que los de Bielsa corren, presionan, juegan y luchan. Y los de Del Bosque lo sufrieron -y mucho- durante los primeros veinte minutos, en los que la verdadera 'Roja' (y no hablamos de las camisetas) eran los chilenos. España no encontraba ni el balón ni su juego. Mark González nos perdonó el 1-0 y los nuestros no reaccionaban. Y, en contrapunto a lo que ha ocurrido en los dos primeros partidos, cuando España no tenía el balón, llegó el gol. Minuto 25: un robo dio la oportunidad a Xabi Alonso de servir un pase largo para Torres; el guardameta chileno salió (muy lejos del área) para cortar el ataque, pero su rechace llegó al 'killer' Villa que, de primeras y con la zurda, puso el balón, desde cuarenta metros, en el fondo de la red. España entera gritó. El 'Guaje' sigue coleccionando obras de arte con formato de gol en este Mundial .
Este tanto permitió a España asentarse un poco más sobre el terreno de juego. Y mucho más cuando, en el 36', otro robo permite la conexión entre Torres, Iniesta y Villa. El madrileño toca para el albaceteño, que abre para el asturiano; éste, por la izquierda, se adentra en el área y cede atrás para que Iniesta ponga su calidad al servicio de 'La Roja', colocando con gran clase el balón en el segundo palo desde la frontal del área. 0-2. Por fin -parecía- había tranquilidad. Más aún porque en la misma jugada, el colegiado sacó la segunda tarjeta a Estrada por trastabillar (sin querer) a Torres. El árbitro, lamentable durante todo el encuentro.
Llegó el descanso y ni los más optimistas se lo hubieran creído veinte minutos atrás. Dos goles de ventaja y frente a uno menos. Pero esto (como ya nos demostró Suiza) es un Mundial, y el relax, por mínimo que sea, se paga caro. Así, Chile salió y no dejó a 'La Roja' oler el balón durante los tres primeros minutos. Consecuencia: Millar chuta sin oposición desde la frontal y su disparo, tras tocar en Piqué, supone el 1-2. Volvían los nervios.
Del Bosque optó entonces por sumar un centrocampista, y sacó a Cesc por un tocado Torres. Ahí empezaron los mejores minutos de la selección. Toque, llegadas, desmarques y, por momentos, el 'tiki-taka' que tantos éxitos nos ha dado. El partido fue perdiendo fuelle y, con España primera de grupo y Chile segunda (solo dos goles de Suiza -difícil, teniendo en cuenta que solo han sido capaces de marcar un gol, y de rebote, en tres partidos- la dejaban fuera de los octavos) los últimos diez minutos fueron un auténtico esperpento si de espectáculo hablamos. Si hablamos de cosas serias (y un Mundial lo es), dejar languidecer el partido fue una muestra de madurez. Se lo conoce como necesidad.
Ahora Chile se enfrentará a Brasil (lunes a las 20h30 en Cuatro y en cuatro.com) y España tendrá a la Portugal de Cristiano Ronaldo como rival en octavos, el próximo martes a las 20h30. Los lusos, que no han recibido un gol en todo el campeonato, nos dirán si de verdad 'PODEMOS'. El vencedor se enfrentará en cuartos de final al ganador del Paraguay-Japón.