Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pobre clase media

9 millones de personas que viven bajo el umbral de la pobreza en España. Y muchos pertenecían hasta hace un par de años -o incluso meses- a la gran clase media de este país. Son los conocidos como "nuevos pobres" o "pobres vergonzantes"
Cada vez hay más pobres en España. Los últimos datos oficiales hablan ya de casi 9 millones de personas que viven bajo el umbral de la pobreza. Y muchos de ellos pertenecían hasta hace un par de años o incluso hasta hace unos meses a la gran clase media de este país. Son los conocidos como "nuevos pobres" o "pobres vergonzantes". Personas de clase media que nunca imaginaron que algún día iban a tener que recurrir a la caridad para seguir adelante con sus vidas, o simplemente para poder comer o vestirse.
REC ha querido ponerle nombre y apellido a esa parte de la población que lo está pasando tan mal y que muy pocas veces se atreve a dar la cara... A esa pobre clase media. El reportero Agustín Pérez ha indagado en las vidas de estos inesperados protagonistas de la crisis.
Arquitectos como José Manuel, que lleva más de 3 años en paro y que ha pasado de ganar 65.000 euros anuales, a los 426 mensuales de la ayuda familiar. Este profesional diseñaba antes centros comerciales, ahora pide trabajo en ellos. Y de lo que sea, incluso de cajero de supermercado.
José era constructor, pero la crisis del ladrillo le dejó en la ruina. Ahora vive con su familia en una casa a medio hacer que no puede terminar por problemas económicos. Les han embargado el coche y esperan que en cualquier momento les pueda llegar el embargo de la vivienda. Necesitan ayuda incluso para comer, por eso recurren a la caridad de las Hermanas de la Cruz.
Fanny y Raúl tenían una empresa de electricidad con 20 trabajadores, pero la crisis les golpeó tan fuerte que no pudieron con la hipoteca y perdieron su casa. Fueron desahuciados hace unos meses y ahora viven junto a su hija en una habitación en el piso de un familiar. Guardan toda su vida en un trastero de 8 metros cuadrados.
Son algunos de los casos que han conocido los reporteros de REC. Y no son una excepción. Desde que comenzó la crisis se ha multiplicado por 3 el número de familias de clase media que tiene que acudir a comedores sociales o se ha disparado la cifra de hogares que ha tenido problemas para afrontar uno de los 6 últimos pagos de la hipoteca.