Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Opinión de Gabilondo: 24 de noviembre

"De lo que ocurre en casa no podemos ofrecerles ninguna precisión, así que solo tenemos preguntas sin respuesta"
"Obama nos ha anticipado sus planes. Dentro de unos momentos los detallaremos y les ofreceremos una valoración de urgencia de nuestro analista Alfonso García Mora. De lo que ocurre en casa no podemos ofrecerles ninguna precisión, así que solo tenemos preguntas sin respuesta. ¿Qué pasa con Lukoil?, ¿en qué punto están las cosas?, ¿Qué puede hacer el Gobierno?, ¿qué quiere hacer?. ¿Hay que salvar Sacyr aunque sea a costa de compartir el timón energético con el Kremlin?, ¿qué nos jugamos en un caso y en el contrario?. No lo sabemos. No lo sabemos pero no nos gusta lo que nos tememos. El modelo energético es básico no solo en nuestra economía sino en nuestra defensa. Así lo perciben los autores del borrador de Seguridad Nacional, que se está elaborando en el Congreso y desde hace tiempo está clarísimo que Rusia está manejando su potencial energético como trampolín político. Cuando nos quieren tranquilizar nos recuerdan que el socio de referencia de Lukoil es una empresa norteamericana; pero no nos tranquiliza nada encontrar en esa empresa norteamericana, "Conoco Philips", algunos neocons vinculados a la Administración Bush, como el turbio Richard Armitage. En fin, ningún español quiere que se hunda una empresa como Sacyr, pero nos preguntamos si no hay otra alternativa salvadora distinta de la rusa. Y, sobre todo, ¿por qué no sabemos qué ocurre de verdad?, ¿por qué se nos oculta todo lo que nos afecta?. Otro ejemplo sangrante: estamos a dos velas de lo ocurrido la semana pasada en la subasta de activos a los bancos. ¿Qué pasó?, ¿por qué pasó?. Su objetivo era dotar de liquidez a empresas y familias. ¿Sirvió, no sirvió?. ¿Es que nadie piensa decírnoslo?. A una sociedad se le trata como adulta cuando no se le piden actos de fe sino que se le dan datos. Y hay que secularizar de una vez la Banca, pues no somos sus creyentes, sino sus clientes."