Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Opinión de Gabilondo: 29 de enero

"La reacción de la señora Aguirre y su séquito tras la sentencia del caso Leganés ha sido coherente con su comportamiento anterior: ha sido igualmente obscena"
"La reacción de la señora Aguirre y su séquito tras la sentencia del caso Leganés ha sido coherente con su comportamiento anterior: ha sido igualmente obscena. Para escurrir el bulto como lo han hecho hoy la Presidenta, su ex Consejero de Sanidad Lamela, su adorador radiofónico Losantos, en fin, los activadores y agitadores del caso, hay que tener una pasta especial. La pasta de los que se autoproclaman justicieros y, por tanto, se ocupan de exigir explicaciones y se creen liberados de darlas. Uno se esconde, la otra finge no saber qué tiene ella que ver con el asunto, y ya sabemos que en el Tribunal de la Inquisición no se acostumbra a aceptar errores. Resultado: algunos leves comentarios llenos de displicencia y, por supuesto, ni disculpas, ni rectificaciones. Todo está bien como está. Se reafirman las posiciones a pesar de los destrozos, a pesar de la sentencia. Por supuesto, desde el espacio interestelar, donde flota Rajoy, este caso ni se ve. Las tan queridas responsabilidades políticas, uno de los mantras del PP, no se contemplan ni por asomo; total, son minucias. Se trataba solamente del honor de las personas, de la confianza de los enfermos en sus médicos. Nada importante, nada que pueda perturbar ni un poco a un ex consejero al escondite, a una presidenta ensoberbecida y a su valet de chambre radiofónico."