Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iñaki Gabilondo: Las víctimas del 11-M

Antonio Miguel Utrera, Euclides Antonio Ríos, Jesús Abril y Ana Isabel Hidalgo hablaron con Iñaki Gabilondo
El programa Cuatro x cuatro comenzó su apartado de entrevistas con un especial recuerdo a las víctimas del 11-M de la mano de Iñaki Gabilondo. El periodista conoció en profunidad a cuatro personas anónimas que, de una manera u otra, se vieron involucradas en los brutales asesinatos de Madrid.
En primer lugar intervino Euclídes, un colombiano que sobrevivió a las explosiones de los vagones de la calle Téllez. "Al salir del tren vi heridos y que todos mis compañeros se marcharon. Les dije que no se fueran. Lo que más me conmocionó es que todo el mundo al que llamé se quedó. Nadie se fue", señaló.
Iñaki Gabilondo también habló con una mujer que perdió a su novio, Rodolfo, en los atentados. Ana Isabel Hidalgo ha creado una fundación con el nombre de su novio para fomentar la solidaridad y la ingeniería, que era su pasión. "Es una manera de recordar al Rodolfo positivo. No se podía quedar en un chico de 27 años que había sufrido un atentado, sino que decidimos que había algo positivo en todo esto. Se pueden hacer cosas para recordar a las víctimas y que el trabajo de Rodolfo no quedara en nada", dijo.
Otro de los afectados en las explosiones de la calle Téllez fue Antonio Miguel Utrera Blanco. Tan sólo tiene 20 años, es estudiante de historia y todavía sufre las secuelas del 11-M, tales como la parálisis del lado izquierdo de su cuerpo o la pérdida de audición en su oído también izquierdo. Antonio Miguel quiso recordar con una poesía a una amiga muy especial que sí que perdió la vida en los atentados.
El especial recuerdo a las víctimas de los atentados de hace dos años terminó con la presencia de Jesús Abril, padre de Óscar, desaparecido hace dos años. Tenía 19 años y era estudiante de INEF, como en su día lo fue su padre. "Mi vida se fue con él. Hay una persona que lo definía muy bien. A los terroristas les condenaron a muerte. A nosotros, a cadena perpetua", afirmó emocionado.