Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Historias de encuentro y una inesperada decepción

Cuatro emprende tres nuevas búsquedas. Tres búsquedas con muy pocos datos de partida y tres finales bien distintos. Uno de ellos será una amarga decepción
Este viernes, Cuatro emprende tres nuevas búsquedas. Tres amargas historias de desencuentros con muy pocos datos de partida, que darán a nuestros reporteros más de un quebradero de cabeza. Tres casos con finales bien distintos.
En el primer caso de la noche, el equipo de La búsqueda emprenderá su camino hacia Ucrania para dar con la pista de la hermana de Natalia, una mujer ucraniana afincada en España desde hace 10 años y que supo que tenía una hermana cuando su padre se lo confesó justo antes de morir.
Desde que su padre le contó el secreto, Natalia no deja de pensar en ella: como será, estará casada, sabrá ella que yo existo... Sólo sabe que se llama Oksana y es menor que ella. Es una búsqueda difícil por las condiciones climatológicas y por la ausencia de datos: no sabemos los apellidos de Oksana de nacimiento, no sabemos el apellido de casada... Sólo una visita a la madre de Natalia empieza abrir el camino. Aunque siempre se lo había ocultado a su hija, reconoce que sabe más de lo que decía. Natalia se enfrenta en este viaje a las mentiras de su madre, el recuerdo de un mal padre, y a la búsqueda de su hermana perdida.
La búsqueda continúa en Tauste. Nuestro próximo protagonista es José María. Nació y creció en un orfanato, primero en Madrid y luego en Málaga. Nunca nadie le fue a ver y nunca nadie le adoptó. No sabe nada de su familia, no conoce a nadie... sólo tiene una partida de nacimiento en la que figura el nombre de su madre, Pilar Gascón, y que ella y sus padres son naturales de Tauste en Zaragoza. Hoy con 52 años ha decidido salir a buscar a su madre. La búsqueda viaja a Tauste, allí conocen a la familia Gascón pero parece que nadie recuerda a Pilar. La familia finalmente nos saca del error, no existía ninguna Pilar, era Blasa y siempre ocultó la existencia de su hijo. Nadie lo sabía. Sólo saben que Blasa vive en Zaragoza. Allí nos esperan nuevas sorpresas, otro cambio de nombre y un desconcertante final.
El último caso de la noche, llevará al reportero Salvador Barber, Boro, hasta Filipinas tras los pasos de la hermana mayor de Johana, una malagueña de 22 años de origen filipino. Su madre vino a España a buscarse la vida dejando en Filipinas a toda su familia, entre ellos, a su hija de pocos años. Con el tiempo, perdió el contacto con la familia de allí, las cartas dejaron de tener respuesta. Aquí tuvo otra hija, nuestra buscadora, que toda la vida ha soñado con conocer a su hermana, a su familia y su país. Ahora vuelve para emprender una búsqueda apasionante y complicada. Y es que hay pocos datos de partida: únicamente un nombre y una dirección de hace 20 años.