Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Historia Europeo Sub-21

Alemania se convirtió en el noveno equipo en proclamarse campeón del Campeonato de Europa Sub-21 de la UEFA al derrotar a Inglaterra por 4-0 en Suecia en 2009
Alemania se convirtió en el noveno equipo en proclamarse campeón del Campeonato de Europa Sub-21 de la UEFA al derrotar a Inglaterra por 4-0 en Suecia en 2009 mientras que, por primera vez en cuatro ediciones, el anterior vencedor de la competición no logró la clasificación para la fase final.
Doblete holandés
Holanda logró el titulo en 2006, lo retuvo como local en 2007, pero su siguiente defensa de la corona continental finalizó en la fase de clasificación, en un claro ejemplo de lo ajustada que puede llegar a ser esta competición. Los recientes triunfos de la oranje la situaron al mismo nivel que España, Inglaterra y la USSR con dos triunfos cada uno. Sin embargo, los cuatro equipos se sitúan a la sombra de Italia, que ha conseguido el título en cinco ocasiones. Yugoslavia (1978), Francia (1988) y la República Checa (2002) son las otras naciones que han saboreado el éxito en la categoría sub-21.
Gran comienzo
La primera final del Campeonato de Europa Sub-21 de la UEFA en 1978 dejó un nivel altísimo para las siguientes. Más de 25.000 personas llenaron el estadio Pod Bijelim Bregom de Mostar para ver si Yugoslavia podía defender una ventaja de 0-1 obtenida en el partido de ida ante la República Democrática de Alemania. Y el público que allí acudió, no se marchó decepcionado. Vahid Halilhodži? marcó uno de sus tres goles de falta en la primera mitad en un emocionante partido que terminó 4-4, dando al país balcánico el título inaugural por un marcador global de 5-4.
Estrellas de futuro
La competición ha estado desde entonces aumentando las expectativas, con los mejores jugadores jóvenes del continente ofreciendo su talento antes de convertirse tiempo más tarde en las estrellas del fútbol europeo. Un espectacular lanzamiento de falta de Andrea Pirlo en la final del 2000, o un penalti detenido por Petr ?ech dos años después, ayudaron a Italia y la República Checa a conquistar el título. Las estrellas de hoy en día, lo fueron aquí primero antes de hacerse un nombre con su club y con su país.
Piedra de toque
Con el paso de los años el formato ha cambiado, pero la razón de ser de la competición se mantiene igual: ser una piedra de toque para el fútbol juvenil antes del paso a la etapa internacional absoluta. La élite del fútbol está llena de jugadores que se graduaron en el fútbol europeo a través de este torneo. Roberto Mancini, Zinédine Zidane, Rudi Völler, Davor Šuker, Luís Figo, Raúl González o Frank Lampard tomaron parte en el Campeonato de Europa Sub-21 de la UEFA, uno de los torneos más importantes del calendario futbolístico.
Éxito de Bulgaria
Actualmente, los prestigiosos torneos finales de ocho equipos son seguidos a nivel mundial. Han evolucionado bastante desde que la UEFA ofreció la idea a sus federaciones en enero de 1967. El concepto entonces fue un "torneo para las selecciones nacionales sub-23". Diecisiete federaciones estuvieron de acuerdo, y Bulgaria y Alemania Oriental jugaron el primer partido. Fue en Stara Zagora el 7 de junio de 1967, y Bulgaria venció por 3-2 proclamándose primera selección campeona. Como en el boxeo, simplemente tuvo que defender su título contra las diversas selecciones que la iban retando. Bulgaria y Yugoslavia dominaron los primeros años. Los fundamentos en la competición actual han cambiado.
Dominio de los azzurri
No fue hasta 1976 cuando el límite de edad fue cambiado a sub-21. La UEFA pensó que la diferencia entre las categorías sub-18 y sub-23 era demasiado amplia. Actualmente, el formato de la Copa Challenge ha dado paso a los grupos de clasificación, grupos que son seguidos por rondas eliminatorias que empiezan en cuartos de final. Yugoslavia prolongó el dominio de los países del este hasta la primera final de este formato jugada en Mostar. Después, Italia, se encargaría de dominar la competición. Los azzurri han ganado el campeonato sub-21 en cinco ocasiones y viajó a Portugal en 2006 como campeón tras derrotar a Serbia y Montenegro por 3-0 en la final celebrada en Bochum con 20.000 espectadores dos años antes.
Holanda, campeona una única vez
Italia fue campeona por primera vez en 1992 y defendió su título dos años más tarde cuando por primera vez las semifinales y la final se jugaron en una fase final disputada en Francia. Pierluigi Orlandini marcó en la prórroga el gol de la victoria para Italia en Montpellier, en la primera final que se jugó a partido único. El torneo se expandió a ocho equipos en Rumanía en 1998, y España acabó con la racha de victorias de Italia. Pero los trasalpinos volvieron a lo más alto en 2000, año en el que se introdujo la fase de grupos. El actual formato se puso en marcha en 2002, cuando la República Checa logró el título en Suiza.
Triunfo germano
En 2007, el evento pasó a disputarse en los años impares para evitar coincidir con el Campeonato de Europa de la UEFA y con la Copa Mundial de la FIFA, y con el torneo sub-21 ocupando el centro de la escena, Holanda demostró su fuerza actuando ante su público, superando a Serbia por 4-1 en la final para levantar el preciado trofeo. Holanda fallaría en su intento por completar el 'hat-trick' dos años más tarde, con Suiza logrando la sorpresa y finalizando con sus esperanzas en la fase de clasificación, cuando llegaba el momento estelar para Alemania, con el conjunto de Horst Hrubesch vengando la final perdida en 1982 con un triunfo récord por 4-0 ante Inglaterra en Malmö.