Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grupo D: Alemania vence (1-0) a Ghana y ambos pasan a octavos

Australia vence (2-1) a Serbia, pero los dos quedan eliminados. Inglaterra-Alemania, el choque fuerte en octavos, mientras que Ghana se las verá con EE.UU.
Ya tenemos el primer partidazo con mayúsuclas de este Mundial: Inglaterra y Alemania se medirán en octavos de final el domingo a las 16h00. Y el que gane... frente a Argentina o México en cuartos. Este es el 'premio' para Alemania por haber vencido a Ghana (1-0) gracias a un golazo de Oezil y haber acabado lider. Por su parte, los africanos (único equipo del continente que estará en octavos), segundos, son los últimos en incorporarse a una curiosa parte del cuadro: un semifinalista será Uruguay, Corea del Sur, EE.UU. o Ghana.
Alemanes y ghaneses jugaron un entretenido partido, con ocasiones muy claras para ambos equipos, pero finalmente decidió una genialidad de, probablemente, el jugador germano más destacado en el campeonato: Oezil. A partir de ahí, Ghana lo siguió intentando, pero las noticias que llegaban del Serbia-Australia les tranquilizaban. De hecho, y viendo el cuadro que espera a ambos equipos... igual no les era imprescindible empatar el partido (y quedar primeros del grupo D).
Pero la gran decepción se la llevó la Serbia de Radomir Antic. Tras vencer a Alemania, 'solo' tenían que ganar a Australia y estarían en octavos. Los europeos fueron mejores, pero no lograron marcar en la primera mitad. Ya en la segunda, los goles de Cahill y Holman en cuatro minutos (69' y 73') fueron un jarro de agua fría para los de Antic, e hicieron soñar a los oceánicos con la clasificación. Pero Serbia reaccionó, y Pantelic en el 83' daba esperanzas. Un gol les clasificaba, pero primero el árbitro al no señalar un penalty claro por mano de Cahill y en el último minuto un fallo de Pantelic, les mandan a casa.