Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Felipe Raposo de Medeiros

Cercano, amigable y risueño, para Felipe la comunicación es esencial a la hora de integrarse con los vecinos del pueblo y otorga enorme importancia a la actitud, a la pronunciación y a la constancia. Extremadamente jovial trata de convertir todas sus clases en algo lúdico y práctico, a través de juegos que acercan a los concursantes a la comunidad brasileña con la que tendrán que convivir hasta que restauren la posada.
A pesar de los avances en vocabulario o gramática, ante todo Felipe valora la capacidad de cada pareja de hacerse entender más allá del idioma: la comunicación no verbal, los gestos, las actitudes a veces resultan más útiles que el conocimiento de una palabra o expresión.